‘Gimli’ y ‘Nigel’, las jirafas enanas que sorprendieron a la comunidad científica

Los científicos no se han podido explicar por qué ocurre esto
Izq: Jirafa enana. Der: Jirafa de estatura promedio. (Imágenes: Michael Brown, Flickr)

Fueron bautizadas como ‘Gimli’ y ‘Nigel’ y la comunidad científica está fascinada con ellos. Esto es porque se trata de dos jirafas enanas en la naturaleza. Es decir, mientras que las jirafas miden más de cuatro metros, estas dos están debajo de los tres metros.

Las jirafas son los mamíferos más altos del mundo. Por lo mismo, cuando la comunidad científica encontró a dos ejemplares de menos de tres metros en África se sorprendieron. Gimli fue el primero en ser encontrado. De acuerdo con el periódico Reforma, científicos de la Fundación para la Conservación de Jirafas (GCF) lo encontraron en 2015, en el Parque Nacional de las Cataratas Murchinson, en Uganda.

Gimli mide 2.8 metros y lo que lo caracterizó fue que, aunque tiene el cuello largo que caracteriza a su especie, tiene las piernas cortas.

En 2018, señala el medio, la GCF encontró a Nigel en una granja de Namibia. Este mide 2.6 metros.

La estatura promedio de las jirafas es para que puedan alcanzar los alimentos en los árboles. (Imagen: Flickr)

¿Qué causa la estatura de estas jirafas?

En promedio, las jirafas miden entre 4.7 y 5.7 metros de altura. Ahora se sabe que la estatura de ambos ejemplares se conoce como displasia esquelética. Esta consiste en un desarrollo anormal de los huesos, según un estudio de GCF publicado en la British Medical Journal Research Notes.

Mientras que es común encontrar esto en los seres humanos y animales domésticos, en la vida silvestre no ocurre mucho. De acuerdo con el cofundador de GCF Julian Fennessy, parece que no existe ningún beneficio. Por su parte, Michael Brown, autor del estudio, señala que es posible que ambas jirafas enfrenten muchas dificultades en su vida por su estatura.

Fennesy explica que justamente la estatura de las jirafas fue para poder alcanzar los árboles y así conseguir alimentos. Además, puntualiza Brown, esto las hace más vulnerables a los depredadores y difícil para poder aparearse.

Hasta el momento no se sabe qué es lo que causó la anomalía en los ejemplares.

Publicidad