[Fotos] Descubren 12 nuevas especies en las profundidades del Atlántico Norte

El hallazgo de estas especies fue posible gracias a las expediciones realizadas por más de 80 investigadores a lo largo de 5 años
(Imagen: ATLAS/Universidad de Edimburgo)

Un equipo de internacional de investigadores descubrió 12 nuevas especies de animales y plantas, hasta ahora desconocidas, en las profundidades del Atlántico Norte.

(Imagen: ATLAS/Universidad de Edimburgo)

Según la BBC, el trabajo realizado por más de 80 científicos y que forman parte del proyecto ATLAS de la Universidad de Edimburgo hizo posible el hallazgo. En los últimos cinco años, los investigadores han estudiado los ecosistemas en las aguas profundas del océano Atlántico. Lo anterior a través de 45 expediciones en las que exploraron 12 lugares de la zona usando robots submarinos en lugares nunca antes investigados.

(Imagen: ATLAS/Universidad de Edimburgo)

El profesor de Biología Marina y Ecología de la Universidad de Edimburgo y coordinador del proyecto ATLAS, Murray Roberts compartió con la BBC que tras cinco años de exploración e investigación revelaron algunos “lugares especiales” en el océano.

“Como lugar de origen de la biología de aguas profundas y cuna de la oceanografía, el Atlántico Norte es el lugar que mejor deberíamos conocer, pero solo en los últimos 20 años hemos descubierto cuán variados y vulnerables son realmente sus hábitats de alta mar”, señaló Roberts.

Entre las especies descubiertas por los investigadores están los musgos marinos, moluscos y corales, los cuales encontraron a casi 400 metros de profundidad. Además, encontraron 35 nuevos registros de especies en áreas donde no eran conocidas.

(Imagen: ATLAS/Universidad de Edimburgo)

Las especies encontradas podrían estar amenazados por el cambio climático

Los científicos advirtieron que los animales recién descubiertos ya podrían estar amenazados por el cambio climático. Esto porque el dióxido de carbono absorbido por el océano lo está haciendo más ácido, provocando la corrosión de los esqueletos de coral.

(Imagen: ATLAS/Universidad de Edimburgo)

“Ellas sostienen la vida. Así que los peces usan estos lugares como zonas de desove. Si esas ciudades son dañadas por los usos humanos destructivos, esos peces no tienen donde desovar y la función de esos ecosistemas enteros se pierde para las generaciones futuras”, alertó Roberts.

Pese a esto, los científicos señalaron que no es demasiado tarde para proteger a estas 12 nueves especies descubiertas en el Atlántico Norte , así como su hábitat.

Publicidad