¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Mujer australiana llora la pérdida de su refugio de canguros

Rae Harvey, cuidadora del santurario, lamentó la muerte de 78 canguros
(Imagen: El Siglo de Torreón)

La cuidadora de un refugio de canguros lamentó la pérdida de este espacio, tras haberse reducido a cenizas por el fuego descontrolado de los incendios forestales que se han agravado durante las últimas semanas en Australia. 

Te recomendamos leer: Humo de Incendios en Australia llega a varias regiones de Sudamérica

Rae Harvey había dedicado su vida al Santuario Wild2Free desde hace dieciséis años. Este lugar solía ser un refugio de canguros en el cual los animales eran rescatados y rehabilitados siempre que fuera necesario.

Rae Harvey (Imagen: UPSOCL)

Cuando los incendios alcanzaron los territorios de la Isla Canguro, Harvey quedó atrapada en un muelle de madera cercano al refugio. Contra su voluntad fue evacuada por un vecino, quien la rescató en su bote.

Harvey amaba a estos animales y en cuanto pudo regresó al lugar. Una vez ahí, se encontró con que el fuego había destruido completamente el refugio de canguros.

“Todo estaba derrumbado y de los 100 animales que cuidaba, solamente quedaban 22. La mayoría de ellos con notable deshidratación y quemaduras de considerable gravedad” explicó Harvey a medios australianos. (Vía: La Vanguardia)

Así quedó el refugio de canguros de Harvey (Imagen: Excélsior)

En entrevistas, explica cómo estos animales tienen increíbles personalidades, al igual que cualidades sensitivas y emocionales. Para ella son como su familia y por un momento pensó que no encontraría a ningún canguro vivo.

Aunque se muestra alegre porque algunos de sus queridos canguros se salvaron, a Harvey le preocupa la salud de los animales. Explica que necesitan medicamentos posibles de adquirir únicamente con receta médica. Con el problema del fuego, las medicinas son difíciles de conseguir y sin ellas los canguros no podrán vivir.

La Isla Canguro sirvió durante mucho tiempo como refugio para otros animales, como los koalas. Además, era el hogar del canguro dunnart y la cacatúa negra, dos especies en peligro de extinción. La NASA calcula que 155, 000 hectáreas de la isla fueron calcinadas por los incendios.

Con información de: Debate