Acapulco prohibe calandrias por maltrato animal… otra vez

La medida había sido aprobada originalmente en 2014, pero no se había implementado
Prohiben uso de calandrias en Acapulco por segunda vez

El Ayuntamiento de Acapulco aprobó, en sesión extraordinaria del 25 de septiembre, retirar a los caballos de calandrias que circulan en la Costera. Adela Román Ocampo, alcaldesa de Acapulco, afirmó que la medida busca terminar con el maltrato animal.

Sin embargo, esta medida ya había sido aprobada desde 2014 en la Ley de Bienestar Animal del estado, que no había sido aplicada. Es decir, desde hace casi cinco años, se había prohibido a nivel estatal las corridas de toros, el uso de animales en circos, las peleas de perros y el uso de caballos en calandrias.

Pero los 53 propietarios de calandrias se negaban a acatar la medida. La falta de voluntad de los propietarios, aunada a la falta de Centros de Control Animal y falta de soluciones para los trabajadores llevó a que la medida fuera aplazada. Durante años siguientes, las calandrias continuaron con su reputación intacta. (Vía: El Sol de México)

Comentario de Tripadvisor sobre las calandrias en 2015. (Imagen: Tripadvisor)

El gobierno debería de encargarse de relocalizar a los caballos en centros de rehabilitación y de ofrecer medidas alternas a los trabajadores, para que pudieran seguir con sus trayectos. Se esperaba que obtuvieran vehículos motorizados para usar en lugar de los caballos.

Durante estos cinco años, únicamente Ixtapa-Zihuatanejo acató las medidas. Ahora, cualquier que incumpla con la ley deberá de pagar una multa correspondiente a 50 días de salario mínimo o cumplir con hasta 48 horas de arresto.

La medida se implementó con la finalidad de proteger a los caballos, pues se les obliga a trabajar durante ocho horas sin descanso, a pesar de la lluvia. Durante la noche, deben de atravesar la Costera Miguel Alemán, desde la Glorieta La Diana hasta el Parque Papagayo, tantas veces como clientes tengan. (Vía: Acapulco.pro)

Durante agosto de 2019 –a cinco años de la ley original– circuló un video de un caballo que, ante el cansancio bajo la lluvia, se deja caer a medio paseo. El video sacó a relucir no sólo las terribles condiciones en las que se encuentran dichos animales, sino la falta de acción por parte del gobierno. (Vía: El Sol de México)

Las calandrias llevan más de sesenta años en uso y hay familias enteras que dependen de los $50 pesos que gana cada trayecto por persona. Por lo tanto, se entendería que la medida se hubiera aplicado de medida gradual… si se hubiera aplicado.

¿Será esta medida la definitiva, o se seguirá maltratando a los caballos otros cinco años?