75% de las especies de tiburones y rayas oceánicas están en peligro de extinción por sobrepesca: estudio

El estudio también advierte sobre la disminución de estas dos especies en un 71% durante los últimos 50 años
(Imagen: Flickr)

De acuerdo con un estudio realizado por un equipo de investigadores de distintas universidades y que forman parte del proyecto internacional Global Shark Trends Project, actualmente, el 75% de las especies de tiburones y rayas oceánicas están en peligro de extinción debido a la sobrepesca.

Asimismo, alerta sobre la disminución de un 71% en las poblaciones de estos animales ocurrida en los últimos 50 años, debido también a la pesca excesiva.

Según los resultados del estudio, publicado en la revista Nature, desde 1970, la “presión relativa de la pesca” (explotación de las poblaciones de peces en relación con el número de peces que quedan) se ha multiplicado por 18.

(Imagen: Martín Zetina/Cuartoscuro)

En este sentido, los investigadores advirtieron que las extinciones de estas especies pondrían en peligro la salud de los ecosistemas oceánicos y la seguridad alimentaria en muchos países pobres y en desarrollo.

Si bien, el panorama actual para los tiburones y rayas oceánicas parece no ser tan alentador, los investigadores observaron algunos datos positivos. Por una parte, la recuperación de la población de tiburones en varias regiones, así como un cierto crecimiento poblacional de tiburones martillo en el noroeste del Atlántico.

Para los científicos, esta recuperación poblacional se debe al endurecimiento en las leyes que protegen a estas especies. Debido a esto, los investigadores señalan que es urgentemente necesario establecer límites de captura para “evitar el colapso de la población”. Todo ello, para evitar que el 75% de las especies de tiburones y rayas oceánicas continúen en peligro de extinción por la sobrepesca.

Este estudio forma parte del Global Shark Trends Project (GSTP), una colaboración del Grupo Especialista en Tiburones de la UICN, la Universidad Simon Fraser. También, de la Universidad James Cook y el Acuario de Georgia.

Publicidad