Con la liberalización, en peligro contratos de 4 mil gasolineras

gasolina

A finales de esta año finalizarán los contratos de aproximadamente 4 mil gasolineras, que representan un tercio de las que operan en todo el país, con Pemex, dichos contratos expiran el próximo 31 de diciembre y de no ser renovados cambiaría totalmente el esquema de compra y distribución que tienen hasta el momento. Según información de la paraestatal, los franquiciatarios que no renueven su contrato se verán obligados a comprar directamente la gasolina al momento de recibirla de Pemex, esto quiere decir que ya no serán acreedores a los créditos que les ofrece la empresa petrolera mexicana. (Vía: Reforma)

Asimismo, Pemex aseguró que los contratos deben entrar en vigor el próximo primero de enero, tal y como está asentado en la Ley de Hidrocarburos, y que hasta el momento se encuentra trabajando con los gasolineros para agilizar la renovación de contratos; además, señalaron que no hay ningún tipo de presión de Pemex hacia los dueños de franquicias para que renueven su contrato. Todo esto se da en el marco de la próxima liberalización del mercado de gasolinas en donde se venderá el combustible a precios de mercado- por lo que se ha previsto el incremento de su precio– y en donde la paraestatal tendrá competidores de empresas privadas nacionales y extranjeras en la venta de gasolina.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) señaló que el suministro a las estaciones que todavía no renuevan contrato está en peligro y que podría aumentar el desabasto del hidrocarburo. Por esta razón, la organización empresarial mandó una carta al presidente Enrique Peña Nieto para que les amplíe su margen de maniobra a 90 días con la finalidad de que puedan analizar los contratos con detenimiento, y además que se les dé un periodo de 180 días para formalizar el nuevo esquema de liberalización de precios en el sector. (Vía: Reforma)

La Amegas afirmó que en los contratos con la paraestatal no quedan claras las nuevas formas y procedimientos que se tendrán en el nuevo esquema liberalizado, por lo que entre los franquiciatarios se ha generado incertidumbre debido a que podrían tener fuertes pérdidas tanto al interior como frente a sus nuevos competidores. Todo esto debido a que Pemex no ha enviado los nuevos modelos de contrato a los empresarios en donde se especifiquen de manera clara los nuevos esquemas de operación; información que ha sido rechazada por la paraestatal, pues argumenta que ha trabajado de manera cercana con los empresarios. 

Además de esto, ha habido problemas de abastecimiento de gasolina en varias estaciones de servicio a lo largo del país, en donde en muchas de ellas no es posible encontrar alguno de los tipos de gasolina disponible (Magna y Premium), y en otras ni siquiera hay combustible disponible. Según los empresarios este problema es causado por fallas en la logística de la paraestatal, la cual cuenta con reservas pero, por razones que desconocen ,no es distribuido el producto a las gasolineras.

Ante estos problemas Pemex anunció que abastecerá gran parte de las gasolineras durante el fin de semana con la finalidad de frenar el desabasto de combustible. Pero para la asociación empresarial este problema es muestra del grave deterioro que vive la empresa petrolera, la cual no es capaz de proveer de servicios eficientes a sus franquiciatarios. Una hipótesis puede ser que Pemex tenga pensado abastecer en su totalidad cuando los precios sean liberalizados con el fin de obtener mejores utilidades, debido a que los precios irán a la alza. (Vía: Reforma)

Publicidad