Trump podría enfrentar un ‘impeachment’ otra vez, ahora por provocar protestas en el Capitolio

Esta vez, los demócratas quieren iniciar un proceso en contra del presidente por 'incitar una insurrección'
(Imagen: Twitter)

Tras hacer un llamado a sus simpatizantes para manifestarse contra el Congreso por la elección presidencial, el cual derivó en violencia fuera y dentro del recinto legislativo, representantes de Estados Unidos revisan la posibilidad de iniciar un nuevo proceso de “impeachment” contra el presidente Trump.

Si este pasa al Senado, Trump sería el primer presidente en enfrentar un juicio político dos veces en una administración.

El miércoles 6 de enero, una manifestación de simpatizantes de Trump derivó en el allanamiento del Capitolio, la casa del Poder Legislativo de Estados Unidos. El saldo de la protesta fue de cinco personas, cuatro civiles y un policía. Tanto fuera como dentro del recinto se documentó la violencia que sacudió al país.

El asalto contra el Capitolio frenó en seco las sesiones en la Cámara de Representantes y el Senado, donde se revisaba la ratificación de Joe Biden como presidente electo. Biden, del Partido Demócrata y ex vicepresidente de Obama, tiene programado suceder a Trump en el Poder Ejecutivo el próximo 20 de enero.

(Imagen: Twitter)

Ante el incidente, tanto legisladores del Partido Demócrata como el Republicano han solicitado la renuncia inmediata de Trump. Además, los demócratas comenzaron la redacción para un nuevo proceso de “impeachment”, o juicio político, contra el presidente. En esta ocasión, no sería por abuso de poder, sino por “incitar una insurrección” tras llamar a sus simpatizantes a manifestarse en el Capitolio en contra de la ratificación de Biden.

De acuerdo con el New York Times, el Representante de California Ted Lieu comenzó la redacción para el nuevo proceso. El documento será presentado en el Congreso de Estados Unidos el lunes 11 de enero y cuenta con otros 190 políticos que respaldan la iniciativa.

¿Cómo sería el proceso contra Trump?

Una vez que la Cámara de Representantes reciba el documento, los legisladores votarán para comenzar o no el proceso. Si se vota a favor, este avanzaría a la Cámara de Senadores, donde iniciaría un juicio político para determinar si Trump es culpable o no de tratar de causar una insurrección.

Para que Trump sea declarado responsable del delito, el dos terceras partes del Senado tendrían que votar a favor. Esto significa que 17 senadores del Partido Republicano tendrían que apoyar la iniciativa del partido rival, algo que se considera difícil de conseguir. Sin embargo, señala el New York Times, legisladores republicanos han expresado públicamente estar a favor de enjuiciar a Trump; de manera privada, los líderes de la formación han señalado que es algo que se está revisando.

Mientras que algunos políticos consideran esta jugada del Partido Demócrata como un error que solo dividirá más al país, otros señalan que es algo necesario para que al menos haya algún intento de hacer que Trump rinda cuenta. Incluso, algunos demócratas señalaron que Trump debería ser perseguido aunque deje el poder el 20 de enero.

Publicidad