Simpatizantes de Trump chocan con policía y toman Congreso para bloquear certificación de Biden

Al parecer, una manifestante fue lesionada con un disparo durante los enfrentamientos al interior del Capitolio
(Imagen: Twitter)

En medio de la sesión del Congreso estadounidense para certificar a Joe Biden como presidente electo, simpatizantes de Trump rompieron el cerco del Capitolio y tomaron las instalaciones. Las actividades de la cámara baja fueron suspendidas. De manera preliminar, una persona fue lesionada al interior del recinto.

De acuerdo con medios como el New York Times (NYT) y el Wall Street Journal (WSJ), cientos de manifestantes rodearon el Capitolio y se abrieron paso a empujones entre las líneas de la policía que resguardaban la casa legislativa en Washington D.C., capital de Estados Unidos. La toma de las instalaciones forzó a los legisladores a detener la sesión para ratificar a Biden como presidente electo de Estados Unidos, título que Trump ha tratado de disputar sin sustento.

El NYT señala que a las 14:15 horas de la capital estadounidense.

Previamente, Trump había solicitado a sus simpatizantes a manifestarse afuera del Capitolio. Durante la toma de la casa legislativa, los simpatizantes del presidente gritaban consignas como “Detengan el robo” y “Tomen el edificio”. Ante la violencia que se desató, Trump pidió a sus simpatizantes a evitar la violencia y respetar a las autoridades.

En redes sociales, hay imágenes donde se escuchan lo que “parece una detonación”, según la gente de los videos. Al parecer, hay una mujer herida de bala.

El WSJ informa que la presencia de la policía disminuyó, pero todavía hay elementos en equipo antimotines vigilando el Capitolio, en el lado del Senado.

“Esto es lo que han logrado”, gritó el senador republicano Mitt Romney a los legisladores que han apoyado la campaña de Trump para deslegitimar la elección presidencial, informó el NYT.

Al interior del Capitolio, policías fortificaron la sala del Congreso y desenfundaron sus armas para prevenir que los manifestantes entren. Mientras tanto, tanto legisladores como el vicepresidente Pence –quien se encontraba ahí para hablar ante el Senado– tuvieron que ser evacuados. La policía le pidió a legisladores usar máscaras de gas, pues comenzaron a disparar granadas de gas lacrimógeno contra los manifestantes.

De acuerdo con el NYT, la policía disparó granadas aturdidoras contra los manifestantes en el recinto legislativo. En lugar de dispersarse, los manifestantes siguieron abriéndose paso.

La representante republicana Nancy Mace señaló que vio cómo manifestantes agredían a la policía del Capitolio.

“Esto está mal. Nosotros no somos esto. Mi corazón está roto por nuestra nación este día”, escribió en Twitter.

Por su parte, el representante Adam Kinzinger, del partido republicano también, señaló que la manifestación es un intento de golpe de estado contra el país y culpó a Trump.

Según el WSJ, el Capitolio está cerrado por la emergencia. Por su parte, informa el NYT, la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, declaró toque de queda.

Publicidad