Rescatan a niña de maltrato gracias a unos dibujos

Los dibujos de una niña de once años fueron la alerta necesaria para que sus maestras y las autoridades escolares en Marbella, España, pudieran poner en resguardo a la pequeña
Por dibujos, rescatan a una niña de maltrato y violencia

Los dibujos de una pequeña de once años sirvieron a sus maestras y las autoridades escolares de un colegio en Marbella, en España, para detectar un caso terrible de maltrato infantil del que, afortunadamente, pudieron rescatarla.

En una escuela primaria de Marbella, en Andalucía, una maestra estaba revisando los dibujos de sus alumnos cuando se encontró con uno en el que su alumna de once años aparecía representada con múltiples golpes y un cuchillo y una maleta en cada mano.

Alrededor de ella, palabras como “sangre”, “correa” y “moretón” y múltiples veces “volaré”.

La maestra le preguntó a la niña por el significado del dibujo y ella le entregó un diario en el que dibujos similares se repetían constantemente.

Dibujo que llamó la atención del caso de maltrato infantil en Marbella (Imagen: Especial)

Acompañada del director del colegio, entregaron a las autoridades locales los dibujos y solicitaron un examen médico para la niña. Los legistas confirmaron múltiples hematomas en las piernas y evidencia de latigazos y golpes en su espalda.

La Unidad de Familia y Mujer de la Comisaría de Marbella inició una investigación oficial y, como medida cautelar, se ordenó la separación de la niña de su familia.

La pequeña no tiene más familia, por lo que se encuentra bajo tutela de la Junta de Andalucía a la espera de que se determine la situación jurídica tanto suya como de su familia.

¿Esto significa que todos los dibujos violentos de los niños deben ser alertas de violencia doméstica? No, o no necesariamente. En este caso en particular, se necesitó un estudio legista y un análisis de psicólogos especializados en grafología infantil para determinarlo.

El caso de esta pequeña todavía no puede decirse que ya tiene un final feliz, pues, si bien ya fue separada de su familia violenta, eso no significa que pueda salir fácilmente del sistema de orfanatos de Andalucía.

Algo que sí queda de este caso es la urgencia de que los maestros de los pequeños sean tan receptivos de ellos como lo fue su maestra, que supo distinguir cuando algo no estaba bien.

Con información de La Vanguardia