Provincia de Mongolia impone cuarentena indefinida por peste bubónica

Mongolia ha puesto en cuarentena una región cercana a después de un China tras brote de peste bubónica
Uno de los casos de peste bubónica se dio por comer marmota (Imagen: Flickr)

Una subdivisión administrativa de la provincia de Zavkhan, en el oeste de Mongolia, fue puesta en cuarentena por un período indefinido luego de que el sábado se informara un caso sospechoso de peste bubónica, dijo el gobierno local.

También te recomendamos: En Mongolia hay brotes de peste bubónica

Un residente de la provincia de Uliastai soum en Mongolia, de 39 años, mostró síntomas de fiebre alta, dolor de cabeza y dolores musculares después de comer carne de marmota con su familia hace una semana. Ahora está aislado en un hospital local.

Hasta ahora, al menos nueve personas que se habían contactado con la persona han sido aisladas en sus hogares.

Según el Centro Nacional de Enfermedades Transmisibles del país, hasta 17 de las 21 provincias de Mongolia están ahora en riesgo de peste bubónica.

Un total de siete casos sospechosos de peste bubónica se han reportado en todo el territorio de Mongolia en lo que va de este 2020, con tres confirmados por resultados de pruebas de laboratorio.

Las llagas con pus son un síntoma de la peste bubónica (Imagen: Wikicommons)

Dos casos confirmados fueron identificados a principios de este mes en Tsetseg soum de la provincia de Khovd den Mongolia, mientras que otro era un niño de 15 años en la provincia de Govi-Altai, quien murió el 12 de junio.

La peste bubónica es una enfermedad bacteriana que se transmite por las pulgas que viven en roedores salvajes como las marmotas y puede matar a un adulto en menos de 24 horas si no se trata a tiempo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los pacientes pueden mostrar signos de fiebre y náuseas y en una etapa avanzada pueden desarrollar llagas abiertas llenas de pus. Devastó a Europa en la Edad Media, especialmente en la Peste Negra de la década de 1340, que mató a un tercio o más de la población del continente.

De 2010 a 2015, se reportaron 3 mil 248 casos en todo el mundo, incluidas 584 muertes, de acuerdo con la OMS).

La OMS no recomienda la vacunación, excepto para grupos de alto riesgo, como los trabajadores de la salud. Sin antibióticos, la cepa bubónica puede extenderse a los pulmones, donde se convierte en la forma neumónica más virulenta. La peste bubónica, que puede matar en 24 horas, puede transmitirse al toser, estornudar o escupir.

Con información de Xinhuanet