Niñas y niños en riesgo por brotes de sarampión durante cuarentena

En medio de la pandemia de Covid-19 en todo el mundo, se temen nuevos brotes de sarampión

El Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió que, ante el avance del Covid-19 a nivel mundial, niñas y niños de 37 países podrían estar en riesgo de no recibir la vacuna del sarampión. Esto por los programas de vacunación que han sido pospuestos en todo el mundo.

También te puede interesar: Se reportan 108 casos de sarampión en CDMX y Estado de México

De acuerdo con UNICEF, existen 117 millones de niñas y niños que podrían estar en riesgo ante la falta de vacunas contra el sarampión: una enfermedad que se manifiesta en tos, erupciones y fiebre, prevenible a partir de la vacunación pero que puede llegar a ser mortal.

El sarampión es fácilmente prevenible mediante una vacuna que existe hace 50 años, pero la suspensión de los programas pone en riesgo su aplicación a niñas y niños. (Imagen: Getty Images)

La organización señala que a pesar de contar con una vacuna segura y efectiva desde hace 50 años, han surgido nuevos casos de sarampión que cobraron las vidas de 140 mil niñas, niños y bebés. Ahora, ante el coronavirus, los programas de vacunación en 24 países han sido suspendidos o pospuestos y, en otros 13 países, podrían simplemente no implementarse.

Niñas y niños que viven en países en los que existen brotes de sarampión, como en México, podrían estar en especial riesgo por la suspensión de las campañas de vacunación.

“Si la difícil decisión de pausar la vacunación debe tomarse ante la epidemia de Covid-19, exhortamos a los líderes a intensificar los esfuerzos de rastrear a niñas y niños sin vacunar“, señala UNICEF en su comunicado. “De manera que las poblaciones más vulnerables puedan recibir vacunas contra el sarampión en cuanto sea posible. Aunque sabemos que habrá mucha demanda en los sistemas y personal de salud durante y más allá de la amenaza de Covid-19, llevar todos los servicios de inmunización, incluyendo vacunas contra el sarampión, es esencial para salvar vidas que de otra manera podrían perderse ante enfermedades prevenibles“.

Publicidad