Una niña liberó a unos papagayos y sus empleadores la asesinaron a golpes

Una niña pakistaní de ocho años murió a causa de los golpes
Una niña liberó a unos papagayos y sus empleadores la asesinaron a golpes (Imagen: Pixabay)

Una niña pakistaní de ocho años murió el domingo tras una paliza que le dieron sus empleadores. La menor de edad liberó a unos papagayos, por lo que, sus empleadores decidieron golpearla.

También te recomendamos: En Argentina, Verónica Soulé fue víctima de feminicidio

En la ciudad de Rawalpindi una niña pakistaní de ocho años de edad fue víctima de feminicidio por parte de sus empleadores. Según las primeras investigaciones la niña trabaja para la familia como niñera, llevaba varios meses laborando en dicho hogar. 

La niña identificada como Zohra Shah aparentemente dejó que las aves exóticas de la familia escaparan cuando abrió la jaula. Un vez que sus empleadores se enteraron del accidente con las aves, torturaron a la niña de ocho años, posteriormente, la trasladaron  hacia un hospital, desafortunadamente, la niña murió. 

Según medios de comunicación,  el cuerpo de la menor de edad presentaba diferentes signos de tortura que sugieren un presunto abuso sexual:

Según un informe citado por el portal Pakistán Today, al observar el cuerpo d la niña la Policía detectó varias lesiones en la cara, las manos, debajo de las costillas y en las piernas. La menor también presentaba heridas en los muslos, lo que sugiere que podría haber sido violada”. (Vía: RT)

Los empleadores han sido acusados por asesinato premeditado y violación , permanecerán en custodia hasta el seis de junio hasta que se determine su situación jurídica. Organizaciones internacionales y la ciudadanía comenzó a discutir sobre el trabajo infantil en Pakistán.  Se calcula que sólo el 20, 88 por ciento de las niñas y los niños viven en zonas urbanas con acceso a servicios básicos. 

Aún deben atenderse diversos factores para garantizar los derechos de niñas y niños en Pakistán, entre estos temas se encuentra el de trabajos forzados al que miles de menores de edad se ven expuestos. 

Con información de: Sin Embargo