Mujer denunció haber sido violada durante un viaje espiritual

La agresión tuvo lugar en la India
Mujer denunció haber sido violada durante un viaje espiritual (Imagen: Pixabay)

Carmen Greentree, una surfista profesional, denunció haber sido violada durante un viaje espiritual que realizó en la India. Aparentemente, fue raptada durante dos meses por su agresor.

También te recomendamos: Mujer denunció abuso sexual por parte de un chamán

En 2003, la surfista Carmen Greentree no ingresó al Tour del Campeonato Mundial Femenino. En cambio, realizó un viaje espiritual hacia la India. La mujer denunció que una vez en dicho lugar fue engañada y, posteriormente, raptada por un hombre. Este la llevó hacia una casa flotante, en dicha residencia el hombre vivía con su familia. Durante dos meses la mujer fue golpeada y abusada sexualmente.

La surfista llegó a Nueva Delhi, posteriormente, un grupo de personas que se hacían pasar por operadores turísticos le dijeron que podrían llevarla a Srinagar, cerca de Cachemira, de esa manera evitaría más de 12 horas de trayecto en autobús. De tal manera, el 12 de mayo fue recogida en el aeropuerto por un sujeto identificado como Rafiq Dundoo, éste le aseguró a la surfista que no se encontraban en un sitio seguro para las mujeres, por lo que, lo mejor sería pasar la noche en el lago Dal, cercano a su domicilio. 

Una vez instalada en el hogar de su agresor, la mujer no pudo salir de dicho sitio. la obligaron a dormir en una habitación pequeña no sin antes quitarle su documentación y dinero. El agresor la violó múltiples veces en dos meses, la víctima asegura haber perdido la cuenta del número de ataques. Aunque pensó en escapar, temía las represalias del hombre si llegaba a descubrirla y atraparla nuevamente. La víctima asegura que los familiares del agresor sabían que la tenía cautiva, no obstante, la veían como una propiedad de agresor.

Katherine, la amiga de la víctima inició un proceso de investigación ante la ausencia de su amiga, para ese momento, el agresor ya había vaciado las cuentas de la mujer y la había obligado a comunicarse con su familia para pedir más dinero. Gracias a esos movimientos bancarios el 25 de julio elementos de seguridad pudieron ubicarla y rescatarla. Tanto el agresor como su hermano fueron arrestados, no obstante, medios de comunicación señalaron que sólo fueron arrestados durante seis meses. Por su parte, el agresor aseguró que las denuncias eran falsas.

Con información de: Sin Embargo