Millones de animales en granjas de EU podrían ser sacrificados con métodos inhumanos

Ante la crisis del COVID-19 en Estados Unidos, animales de granjas podrían ser ahogados, asfixiados o asesinados con arma de fuego para reducir la población

La pandemia de Covid-19 ha llevado a que cientos de negocios cierren sus puertas por la crisis económica. En el caso de granjas estadounidenses, sus propietarios están llevando a cabo una reducción en la población de animales con métodos que han sido señalados como inhumanos, que incluyen la estrangulación y las armas de fuego.

También te recomendamos: Alemania: 107 personas dieron positivo por coronavirus tras ir a la iglesia

Un reporte de Sophie Kevany para The Guardian señala que, a pesar de que los bancos de alimentos en Estados Unidos tienen más demanda y miles de personas padecen hambre en ese país a raíz de la pandemia, las industrias productoras de carne están cerrando sus granjas. Esto, principalmente, por el alto número de contagios de Covid-19 entre sus trabajadores.

Con las granjas cerradas, los animales no pueden ser vendidos como comida. En su lugar, millones serán sacrificados con métodos aprobados por la American Veterinary Medical Association (AVMA), a pesar de distintas organizaciones defensoras de los derechos animales los han señalado por su crueldad.

(Imagen: wallpaperflare)

En el caso de la industria porcina, indica The Guardian, más de 10 millones de cerdos podrían ser asesinados de aquí a septiembre por la misma razón. Las técnicas aprobadas incluyen el gaseo, disparos con arma de fuego, electrocución, sobredosis de anestéticos o golpes. En situaciones en las que cientos de animales se encuentran en confinamiento, también se interrumpe el suministro de aire y se introduce CO2 para que los cerdos mueran por asfixia.

Kim Sturla, directora de la organización Animal Place, también señala uno de los métodos para sacrificar a las aves de corral aprobados por la AVMA: espuma a base de agua, que provoca su muerte por asfixia. Por otro lado, un reporte de la European Food Safety Authority en 2019 aclaró que no aprueban el uso de espuma porque “la muerte por ahogamiento con fluidos o asfixia por oclusión de las vías respiratorias” no es “un método humano para matar animales, incluidas las aves de corral”.