Militar de la comitiva de Bolsonaro, detenido con cocaína en España

Militar de la comitiva de Bolsonaro fue detenido en Sevilla por transportar 39 kilos de cocaína
Militar de la comitiva de Bolsonaro detenido por transportar cocaína

Un militar de la comitiva del presidente brasileño Bolsonaro fue detenido en Sevilla por transportar 39 kilos de cocaína. 

El militar fue detenido mientras hacía escala para llegar a Japón, para la cumbre del G-20. En su maleta sólo llevaba drogas: 37 tabletas de cocaína. El hombre, de 38 años, fue ingresado este miércoles en prisión provisional, comunicada y sin fianza, acusado de atentar contra la salud pública.

El avión partió con el resto de la Fuerza Aérea Brasileña el mismo martes rumbo a Japón. Ante el suceso, el presidente de Brasil decidió no hacer escala en Sevilla y cambiar la ruta hacia Portugal. (Vía: El País)

Declaración de Bolsonario. (Imagen: Twitter)

Por su parte, el presidente –que ya se encuentra en escala en Portugal antes de llegar a Japón– publicó un comunicado en su cuenta de Twitter. A continuación su traducción del portugués:

“Hoy por la mañana fui informado por el Ministro de Defensa de la aprensión en Sevilla de un militar de aeronáutica portando estupefacientes. Ordené al Ministro de Defensa inmediata colaboración con la Policía Española para la pronta aclaración de los hechos, cooperando en todas las fases de la investigación, e instaurando una averiguación policial militar.”

Las Fuerzas Armadas tienen en su contingente cerca de 300 mil hombres y mujeres formados con los más íntegros principios de ética y de moral. De ser comprobado la participación de un militar en este crimen, el mismo será juzgado y condenado conforme a la ley. Jair Bolsonaro, Presidente de la República.”

Hay que recordar que el gobierno de Bolsonario ha impuesto una nueva política nacional contra las drogas que “endurece su carácter punitivo y atenta contra el derecho a la salud“. (Vía: Amnistía Internacional)

Contra el deseo popular de legalizar las drogas y tratar a las personas que sufren adicción, el presidente brasileño ha optado por propiciar una guerra contra las drogas cada vez más violenta. Irónico, entonces, que aparezcan drogas en su propia comitiva.