Michael Jordan se cansó del racismo en Estados Unidos

Michael

Después de haber guardado silencio durante años, en lo que respecta a temas políticos y sociales, Michael Jordan, considerado el mejor jugador de todos los tiempos en la NBA, regresa a las cámaras para protestar contra la ola de racismo que se vive en los Estados Unidos.

A través de un comunicado titulado “Ya no puedo mantener silencio”, publicado en exclusiva por el portal estadounidense The Undefeated, el ex jugador de los Chicago Bulls decidió romper con su costumbre y dijo sentirse profundamente cansado y preocupado por las muertes de afroamericanos a manos de la policía y por los asesinatos “cobardes y llenos de odio” contra oficiales en servicio.

Jordan recordó el asesinato de su padre, quien murió en un acto de violencia, confirmó su orgullo por ser americano y envió sus condolencias a todas las familias que perdieron a sus seres queridos pues, dijo, conoce bien ese sentimiento.

“Fui criado por unos padres que me enseñaron a querer y a respetar a la gente, sin tener en cuenta su raza o su origen. Por eso, estoy triste y frustrado por la retórica de la división y las tensiones raciales que parecen haber ido a peor últimamente. Sé que este país es mejor que todo eso, y ya no puedo estar más en silencio. Necesitamos encontrar soluciones que aseguren que la gente de color recibe un trato justo e igualitario y que los agentes de policía – que ponen sus vidas en riesgo cada día para protegernos a todos nosotros – sean respetados y apoyados.” (Vía The Undefeated)

Hace un par de años, en el libro que Ronald Lazenby escribió sobre el basquetbolista, el mismo Jordan reconoció haber sido víctima del racismo. Narró que en su adolescencia, cuando una de sus compañeras le llamó “Nigger” (Negro) con un tono despectivo, le arrojó una bebida encima, por lo que fue suspendido de la escuela. En ese momento, sostiene, él se consideraba un racista y “estaba en contra de toda la gente blanca.” (Vía Infobae) Pero hoy, Michael Jordan llama a la reconciliación

“He decidido hablar públicamente con la esperanza de que podamos estar juntos como americanos, y de que, a través del diálogo pacífico y de la educación, alcancemos un cambio constructivo.”

Las acciones de Jordan no se quedaron en las palabras, pues aprovechó el comunicado para señalar que hizo donaciones por 2 millones de dólares a un par de organizaciones que trabajan para fomentar la confianza entre la comunidad estadounidense y las fuerzas policiacas. Aunque hay que decir que esta no es su primera acción. Su franquicia es la organización deportiva estadounidense, de las grandes ligas, con más empleados de color.