Revelan crueldad en matadero de animales en Francia

La asociación animalista, L214, reveló imágenes y videos
(Imagen: L214)

En imágenes tomadas en un matadero en Dordoña, Francia la asociación animalista L214, denuncia una serie de delitos de crueldad animal cometidos durante la matanza de terneros y pide el fin a estas prácticas.

También te recomendamos: ¿Por qué no hay más detenidos por casos de maltrato animal?

90 terneros por hora: esta es la tasa en el puesto de exterminio del matadero de Sobeval, ubicado en Dordoña, en Francia. Fue en este matadero industrial perteneciente al grupo holandés VanDrie donde se filmaron las imágenes transmitidas por L214, una asociación animalista. En total, la asociación de protección animal dice que tiene seis horas de registro con fecha de noviembre y diciembre de 2019.

Según L214, estas imágenes dan testimonio de “infracciones rutinarias” de las regulaciones: crueldad animal en el aturdimiento, avivamientos de conciencia en la línea de sacrificio, sacrificio de terneros en posición de pie sin recubrimiento, etc. “Estamos presentando una queja hoy ante el fiscal por malos tratos graves y estamos pidiendo el cierre administrativo de emergencia de este matadero”, declaró Sébastien Arsac, cofundador de L214.

(Imagen: L214)

El matadero Sobeval practica la matanza “estándar” con aturdimiento, pero también lo hacen sin aturdirlos, para poder exportar a Egipto e Israel. Según los ritos judíos y musulmanes, el animal debe estar consciente cuando es sacrificado para que su carne pueda ser estampada “kosher” o “halal” respectivamente.

L214 denuncia las practicas ilegales que se realizan en las instalaciones de Dordoña. “Contrariamente a la obligación reglamentaria, en el matadero de Sobeval las cabezas de los terneros nunca se inmovilizan en el momento de su aturdimiento. Por lo tanto, se deben repetir muchos disparos mal ajustados, hiriendo a los animales y sin dejarlos inconscientes ”, explica L214 en el comunicado.

Las imágenes muestran la crueldad animal en todo su esplendor. Los terneros recuperan la conciencia en el momento de su sangrado. Eso provoca que los terneros agonicen conscientes durante varios minutos, sufriendo por sus heridas-

“La matanza sin aturdimiento debe ser detenida. Allí las carencias y los fallos, que no dejan de suceder, causan un sufrimiento sin nombre a los animales. Hay una necesidad urgente de cerrar este matadero y, más allá de eso, cuestionar la legitimidad de continuar sacrificando animales innecesariamente “, explica Arsac. (Vía: L214)

Además de presentar la queja por crueldad animal ante el fiscal de Périgueux, L214 ha escrito a Didier Guillaume, Ministro de Agricultura, a la espera de que tome medidas rápidas y pertinentes. (Vía: Le Figaro)

Asimismo, habilitaron un formulario en su página de internet para reunir firmas y se logre el cierre del matadero.

Con información de Le Figaro