Maestra renuncia a su cargo tras no haber dejado ir a un niño al baño

"Mi hijo más chico no paraba de llorar desconsolado", dijo la madre.
El menor no quería regresar a la escuela (Foto: Vía Télam)

Una maestra renunció a su cargo tras no haber dejado ir a un niño al baño y éste se hiciera en los pantalones. La salida del colegio de la docente ocurrió luego de las quejas de la familia por no permitirle ir a hacer sus necesidades.

De acuerdo con los reportes, el hecho ocurrió en la escuela número 279 en la localidad de Las Lajas, en Neuquén, Argentina, donde Soledad Rivera comentó que tras enviar a su hijo mayor al colegio para recoger a su hermano, el pequeño llegó a casa para contarle lo que sucedió.

Una vez viéndolo sucio, la madre preguntó qué había ocurrido, a lo que el hijo mayor le comentó que en la escuela le dijeron que su hermano se había manchado con excremento de un animal.

Maestra renunció a su cargo tras no haber dejado ir a un niño al baño (Foto/Vía: gentileza LM Neuquén)

“Cuando llegaron, mi hijo más chico no paraba de llorar desconsolado. Al más grande le dijeron que se habría mancado con caca de perro. Tenía todo el guardapolvo sucio y estaba con su cabecita gacha por lo que había vivido”, declaró la madre.

Una vez bañó a su hijo, contactó a la escuela y pidió hablar con la maestra, fue ahí cuando la madre comenzó a insultar a la docente y le cuestionó por qué no le llamó para salir a buscarlo, la respuesta que recibió fue que si bien los propios estudiantes le dijeron que había un mal olor, “no le dio importancia“.

Asimismo, argumentó que al estar resfriada, no percibió nada y la situación “empeoró cuando le dijo a mi hijo mayor delante de todos, en la puerta de la escuela, que su hermano seguramente habría pisado caca de perro y que así se manchó”, agregó Soledad.

El menor no quería regresar por miedo a sufrir bullying (Foto/Pexels.com)

Tras lo ocurrido, el menor no quiso volver a la escuela por miedo a que se burlaran de él, por lo que su mamá decidió mandar una acta al colegio, situación que provocó la renuncia de la profesora a su puesto. Por ello, la directora del instituto, María Valeria Riffo, aseveró que su mayor preocupación es el pequeño y ya buscan ayudarle con un equipo psicopedagógico para tratarlo junto a sus compañeros.

La directora confirmó que la docente sí dejaba ir a los menores al baño y de un momento a otro les negaba la salida, por lo que reiteró que se harían cargo y mejorarían la atención de sus alumnos. “Lo importante es que la docente asume que fue un error no haberse dado cuenta”, finalizó.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO