Las millonarias donaciones para Notre Dame serán deducibles de impuestos

Chalecos Amarillos señalan deducción fiscal por donaciones para Notre Dame
Polémica ante las donaciones millonarias para reconstruir Notre Dame

De acuerdo con el Primer Ministro, Edouard Philippe, los particulares podrán deducir de sus impuestos hasta el 75 por ciento de sus donaciones a favor de la reconstrucción de la Catedral de Notre Dame, la cuál sufrió grandes afectaciones luego del incendio suscitado a inicios de la semana.

El anunció del primer ministro tiene como precedente una ley emitida en 2003, la cual estipula que las empresas que inviertan en cultura podrán deducir hasta el 60% en impuestos.

“Que la oligarquía contribuya para  está bien. Pero la ejemplaridad fiscal sería aún mejor. La buena conciencia no esconde la miseria y la austeridad.

Esta noticia ha causado gran polémica luego de que se estimara una recaudación de más de 800 millones de euros para la reconstrucción de la catedral parisina. Los señalamientos han sido realizados por diferentes sectores de la comunidad francesa e internacional, tal es el caso de los chalecos amarillos.

Los chalecos amarillos son mejor conocidos como un colectivo que protesta contra la política fiscal y social del gobierno. Ingrid Levavasseur, perteneciente a este colectivo denunció  “la inercia de los grandes grupos frente a la miseria social, al tiempo que demostraron su capacidad de movilizar en una sola noche ‘una suma increíble’ para Notre Dame”.

Por otro lado, Philippe Martínez, secretario general de la CGT, uno de los principales sindicatos franceses denunció:

“Si son capaces de dar decenas de millones para reconstruir Notre Dame, que dejen de decirnos que no hay dinero para satisfacer la emergencia social”

https://plumasatomicas.com/noticias/esposo-de-salma-hayek-donara-100-mde-a-notre-dame/

Ante la polémica, François-Henri Pinault, esposo de la actriz Salma Hayek, quién previamente había anunciado que realzaría una donación de 100 millones de euros comunicó que renunciaría a la deducción fiscal.

El marco de la polémica acontece también en una ola histórica de caída de donaciones en Francia. Por primera vez en 10 años, en 2018 las donaciones cayeron al 4.2%