Condenan a una pareja con 16 años de prisión y 74 latigazos en Irán por sus fotos de Instagram

Un excampeón de kickboxing y su esposa fueron condenados por compartir contenidos "obscenos y vulgares"
(Imagen: Instagram / Shabnam Shahrokhi)

Una pareja de Irán que es conocida por ser influencers de redes sociales ha sido condenada a 16 años de prisión y 74 azotes combinados por el sistema de la Corte Revolucionaria del país islámico por compartir fotos en pareja en Instagram.

También te recomendamos: Kimia Alizadeh, la única medallista olímpica de Irán ha desertado

Ahmad Moin-Shirazi y su esposa Shabnam Shahrokhi fueron condenados por “propaganda contra el régimen”, al ublicar contenido “obsceno y vulgar” y “difundiendo corrupción moral”, según una publicación de Instagram de Moin-Shirazi.

Con más de medio millón de seguidores en Instagram, Moin-Shirazi es un empresario y ex campeón de kickboxing. Fue sentenciado a nueve años de prisión, mientras que Shahrokhi fue sentenciada a siete años, 74 latigazos y tres meses de trabajo no remunerado.

En este post, la influencer da a a conocer la sentencia para ella y para su marido por parte del gobierno de Irán (Imagen: Instagram / Shabnam Shahrokhi)

La pareja se dio cuenta de que estaban siendo atacados por la Corte Revolucionaria de Irán hace algún tiempo, y el Ministerio de Inteligencia iraní los convocó en varias ocasiones y los interrogó durante horas seguidas. Durante estas reuniones, según informa Le Monde, los interrogadores le dijeron a Moin-Shirazi que dejara de subir publicaciones y fotos críticas de las políticas nacionales de Irán, así como fotos de su esposa sin cubrirse la cabeza. (Vía: Le Monde)

La pareja decidió llevase a sus dos hijos de Irán y huyeron del país para exiliarse por motu propio en Turquía. Fueron informados de la sentencia del tribunal a través de su abogado, quien intentará apelar contra el veredicto. (Vía: Le Monde)

La detención de prisioneros políticos por parte de Irán ha sido ampliamente criticada por la comunidad internacional. Los llamados a su liberación han aumentado durante la crisis del coronavirus, lo que ha generado preocupación por la salud de todos los prisioneros en el país. Hace dos meses, el Relator Especial de la ONU sobre derechos humanos en la República Islámica anunció que había pedido a Teherán que liberara a todos los presos políticos, calificando su continua detención de “desafortunada e inquietante”. (Vía: Le Monde)

Con información de Le Monde