Indonesia: Hombre que apoyó leyes contra el adulterio fue azotado por adúltero

Un hombre que trabajó para apoyar leyes contra el adulterio fue azotado por tener una relación con una mujer casada
Hombre que promueve leyes contra adulterio es azotado por cometer adulterio

A veces el karma sí funciona. En Indonesia, un miembro del consejo local fue azotado por adúltero después de promover leyes contra el adulterio. Mukhlis bin Muhammad fue azotado veintiocho veces por tener relaciones con una mujer casada, bajo la misma ley que él ayudó a aprobar.

También te puede interesar: ¿Qué países condenan a los homosexuales?

Muhammad formaba parte del Consejo Aceh Ulema (conocido como MPU), una organización que trabaja con el gobierno local para implementar la ley Aceh en la zona. Ésta es un derivado de la ley criminal islámica que prohibe tomar alcohol, las apuestas y la infidelidad. En 2014 se aprobaron leyes para criminalizar la homosexualidad, que entraron en vigor en 2015.

Los castigos de la ley Aceh van desde azotes y varazos, hasta multas y cárcel. Todo se hace de manera pública pues el castigo implica una humillación frente a la comunidad.

Muhammad, de cuarenta y seis años, y su pareja –cuya identidad no fue revelada– fueron encontrados teniendo relaciones en un coche, cerca de una playa con afluencia turística. Mientras que él fue azotado, su acompañante fue golpeada con varas hechas de mimbre. Ella fue golpeada veintitrés veces y humillada públicamente.

El castigo ocurrió públicamente el jueves 31 de octubre, a pesar de que su relación se había hecho pública desde septiembre. Muhammad se convirtió en el primer miembro que fue expulsado del Consejo Aceh Ulema. Igualmente, es el primer líder islámico en ser públicamente azotado.

La ironía reside en que Muhammad había trabajado para pasar la ley Aceh en Indonesia. Fue la ley que tanto se esforzó por pasar, la que le costó 28 azotes y humillación pública. Al momento se desconocen las implicaciones que tuvieron los varazos para su pareja, pues el escarnio público siempre es peor cuando se trata de una mujer.

Con información de BBC. 

ANUNCIO