La importancia de la reunión entre Corea del Norte y China

Corea del Norte da un paso más en su relación con los demás países asiáticos. Después de aceptar desfilar junto a Corea del Sur en los Juegos Olímpicos de Invierno, ahora se dio una reunión entre los mandatarios del este país y China. (Vía: ABC)

La reunión y su desarrollo se había desarrollado en silencio, pero ahora se sabe que es una realidad, y su llegada a China fue sorpresiva. Con ésto, el gobierno de Kim Jong Un nuevamente se acerca al diálogo, aunque sigue existiendo tensión por lo oscuro que fue todo. 

Al margen de esto, la reunión es una ocasión conveniente para ambas naciones. Por un lado, China se posiciona como el móvil de la paz en Asia, Estados Unidos y Norcorea; y Kim Jong Un abre el debate para que se discuta la intención de su país por unirse al club de las naciones modernas.

El problema con Corea del Norte sigue siendo el mismo: su hermetismo, combinado con el desarrollo de armas nucleares, le han significado ser acreedor de numerosas sanciones por parte de los organismos internacionales y de varios países en particular.

En este caso, China se ofreció a levantar varias de estas reprimendas recientemente, con lo que recuperó la relación con el país coreano, a pesar de que se habían alejando un poco tras el choque que tuvieron, derivado del conflicto que tienen desde hace tiempo con Estados Unidos entre amenazas de bombardeos y sanciones comerciales. (Vía: La Vanguardia)

Caricatura: New York Times

China puede fungir como un mediador entre Estados Unidos y Corea del Norte, y es ahí donde radica la importancia de la reunión. Además de acercar nuevamente a estas dos naciones, que no tienen conflictos reales entre sí desde la década de los cincuenta, representa la oportunidad del verdadero diálogo entre el gobierno de Trump y Kim Jong Un, dos líderes que se han amenazado (uno a tuitazos) con ataques nucleares.

Los lazos diplomáticos de Corea del Norte son muy inestables, por lo que recuperar los que se habían dañado resulta extremamente necesario para ellos. Por otro lado, la paz entre Estados Unidos y Corea del Norte es un paso hacia la paz nuclear y también a restarle minutos al Reloj del Fin del Mundo, que actualmente está a dos minutos de la media noche gracias a estos dos presidentes. (Vía: New York Times)

Por otro lado, Donald Trump se adjudicó la idea de esta reunión, simplemente porque el protagonismo es necesario para este presidente. Mientras destacó que la única razón por la que Jong Un se acercó a China es para hablar con él, también refrendó las sanciones y la presión que ejerce su gobierno.

Así mismo, la relación entre Estados Unidos y China está debilitándose, después de que Donald Trump anunciara medidas arancelarias que afectarán al país asiático por 60 mil millones de dólares. Esta medida, esencialmente, no solo afecta a China y los acuerdos a los que puedan llegar no sanearán de fondo esta guerra comercial que emprendieron a través de los impuestos de exportación e importación.

Es un hecho que es muy discutible la administración Coreana, entre los abusos a los derechos humanos y su hermetismo, además de la constante amenaza que representan par la región sus pruebas nucleares, que es el principal conflicto que tienen actualmente con Corea del Sur y Japón, e incluso con China en tiempos recientes. (Vía: Sputnik)

https://www.youtube.com/watch?v=zzPEIHvTlTg

Así mismo, la presión de Estados Unidos no ha ayudado a que la tensión armamentística se reduzca, sino al contrario. Mientras que exige que el país asiático acepte el diálogo, no parecen estar interesados en comenzarlo, menos desde que Donald Trump asumió la presidencia y gobierna desde su cuenta de Twitter, donde bien se dedica a culpar inmigrantes o a lanzar amenazas nucleares.