Imitador de Kim Jong-Un es detenido dos horas en Singapur porque pensaron que sí era él

Howard X, un comediante australiano, fue detenido e interrogado a su salida del aeropuerto de Changi en Singapur, porque iba disfrazado como Kim Jong-Un y las autoridades se la creyeron todita.

La detención se dio justo dos días antes de que en ese país se lleve a cabo una reunión extraordinaria entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense Donald Trump, por lo que al menos se entiende la tensión del persona del aeropuerto.

El comediante, que en ningún momento reveló su nombre verdadero, declaró a medios internacionales que fue detenido por alrededor de dos horas, además de ser interrogado por una media hora, en la que jugó su personaje para después explicar quién es realmente.

Los elementos aeroportuarios le preguntaron cuáles son sus posturas políticas sobre las condiciones en las que se encuentra el país y si es que está involucrado con protestas en otros países.

Así mismo, se le recomendó no acercarse a las islas Sentosa y a la región de Shangri-La, que son las designadas para la reunión entre ambos líderes, que supone un paso hacia la regulación de armas nucleares y reducir la tensión en la zona que integran Japón, las dos Coreas y China.

Mientras él seguía chamaqueándose a los agentes y las autoridades que le interrogaban, le aseguraron que había llegado en un momento muy tenso y sensible, para después dejarlo ir sin más pudor que la puerta principal del aeropuerto.

Ninguna autoridad del aeropuerto o instancia gubernamental ha declarado nada de este incidente, por lo que puede que sea una broma más de este comediante que se la pasa por el mundo imitando a Jong-Un.

También indicó que planea hacer esto en más países, haciendo equipo con Dennis Alan, el imitador de Donald Trump. Eso sí, explicó que no tiene intención de participar en ninguna protesta habida o por haber.

En Singapur ha sido criticado, justamente, la forma en que el gobierno permite las protestas. Estas tienen que ser autorizadas y revisadas para determinar su validezhaciendo que cualquiera que no sea consentida sea reprimida sin mayor argumento que ese mismo.

Por otro lado, la inminente reunión entre estos dos líderes se da tras la cancelación inicial de Trump por ir a Corea del Norte, así como su salida del Tratado de Irán, que puso en controversia las acciones de producción de armas del país asiático y tumbó la estabilidad conseguida con ese documento.

Con información de The Telegraph