Hipopótamos de Pablo Escobar se han convertido en una amenaza ambiental, advierten científicos

Ante el número tan elevado de ejemplares, los científicos consideran que la mejor opción es sacrificarlos
(Imagen: Pixabay)

Científicos colombianos manifestaron su preocupación debido a que los hipopótamos del fallecido narcotraficante Pablo Escobar se han convertido en una amenaza ambiental.

De acuerdo con un reportaje publicado por The Washington Post, los científicos están alarmados por el número actual de ejemplares y consideran que la mejor alternativa es sacrificarlos.

Un problema que comenzó en 1981

En 1981, el narcotraficante Pablo Escobar trasladó ilegalmente a tres hipopótamos, dos machos y una hembra, a su Hacienda Nápoles, en Antioquia, Colombia. Luego de su muerte, en 1993, el gobierno colombiano desmanteló la finca y trasladó a los animales exóticos a diversos zoológicos. No obstante, los funcionarios fueron reacios a acercarse a los animales y les permitieron permanecer en la zona.

El investigador de la agencia ambiental regional Cornare, David Echeverri López, señaló a The Washington Post, que actualmente podría haber entre 80 y 100 hipopótamos.

El clima en Colombia es “el paraíso” para los hipopótamos

Según Echeverri López, pese a que el hábitat natural de los hipopótamos está al otro lado del océano, en la sabana y bosque de la África subsahariana, el clima de Colombia es “el paraíso para el hipopótamo”. Lo anterior, porque la comida y la lluvia son abundantes y no hay mamíferos lo suficientemente grandes para amenazar la existencia de estos animales. Todo esto, ha provocado la proliferación de los hipopótamos.

Los científicos consideran que de seguir la tendencia, en 2040 podría haber alrededor de 1 mil 500 hipopótamos en la zona. Esto provocaría un daño ambiental irreversible y la población aumentaría de tal forma que no podría controlarse.

De hecho, la presencia de estos animales ya está afectando la flora y la fauna endémica de Colombia. Según Telegraph, la orina y heces producida por los hipopótamos contiene bacterias peligrosas para otras especies y para los humanos. Además, debido a su agresividad son un riesgo potencial para las personas.

(Imagen: Pixabay)

Sacrificar a los hipopótamos, la mejor alternativa

De acuerdo con los científicos, el panorama actual impide considerar la reubicación de los hipopótamos como una alternativa factible. Hace unos 30 años, cuando solo eran 4 ejemplares, la castración habría sido un método eficaz, pero hoy en día, con una población tan numerosa, no es posible.

La ecologista Nataly Castelblanco-Martínez, explicó que la única alternativa plausible es sacrificarlos.

“A nadie le gusta la idea de dispararle a un hipopótamo, pero tenemos que aceptar que ninguna otra estrategia va a funcionar”, señaló.

Castelblanco-Martínez señaló a Telegraph que los hipopótamos acaparan recursos necesarios para otras especies endémicas en Colombia y que actualmente están en peligro. Asimismo, indicó que su presencia representa un distractor para el gobierno colombiano, quien tiene que lidiar con otras especies invasoras.

Por su parte, Echeverri López sugiere que la esterilización o reubicación podrían ser opciones para evitar sacrificar a los hipopótamos, pero reconoció que “el tiempo se acaba”. Esto, porque asegura que estos animales son un “emblema de la comunidad” y que son altamente valorados por los habitantes de la zona.

En este sentido, propone esterilizar o reubicar a los aproximadamente 50 hipopótamos que habitan en el lago cercano a la Hacienda Nápoles y sacrificar a los que están alejados de esta zona. No obstante, Echeverri López, quien dirigió en 2013 los esfuerzo para esterilizar a estos animales, reconoce el reto que la labor implica.

“No puedes simplemente ir a Internet y Google, ‘¿Qué hacer con un hipopótamo? (…) He trabajado durante muchos años para comprender el problema y encontrar soluciones, pero el problema sigue sucediendo una y otra vez. Lo único que cambia es la cantidad de hipopótamos”, lamentó Echeverri.

Publicidad