Exsacerdote confiesa que abusó de 4 a 5 niños por semana

El religioso confesó que hacerlo 'le aportaba placer sexual'
Exsacerdote confiesa haber abusado de 4 a 5 niños por semana por dos décadas. (Imagen: Notizie.It)

Un sacerdote de la Iglesia católica de Francia confesó que abusó de 4 a 5 niños por semana por más de dos décadas y que ello le provocó ‘placer sexual’.

Te recomendamos leer: Sacerdote Jesuita abusó más de mil veces de un niño

De acuerdo con información de AFP, un exsacerdote de la Iglesia católica de Francia confesó ante el juzgado de Lyon que, por más de dos décadas abusó sexualmente de cuatro a cinco niños por semana y que estos actos le ocasionaron placer sexual.

Exsacerdote confiesa haber abusado de 4 a 5 niños por semana por dos décadas. (Imagen: El Exprés)

Luego de confesar esto, Bernard Preynat, como fue identificado el exsacerdote, declaró que en su época, esos actos no eran entendidos como agresiones sexuales.

“En la época, a mi entender no cometía agresiones sexuales, sino que eran caricias, cariños. Estaba equivocado, son las acusaciones de las víctimas las que me lo han hecho comprender”, comentó.

Además de eso, Preynat, quien actualmente tiene 74 años, confesó que estos actos de abuso sexual los comenzó a cometer desde que tenía 17 años y que, el cardenal Philippe Barbarin sabía de estos hechos desde antes de ser condenado a prisión en 2015 por haber ocultado a la iglesia católica francesa dichos actos.

Exsacerdote confiesa haber abusado de 4 a 5 niños por semana por dos décadas. (Imagen: Lyon Mag)

La acusación de abusos de Bernard Preynat se estiman entre 1971 y 1991, cuando era capitán de los “boy scouts” en Sainte Foy Les Lyon, una localidad cercana a Lyon. El exsacerdote también confesó que los niños de los que abusó tenían entre 7 y 15 años.

“Eran cuatro o cinco niños por semana. Yo sabía que esos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas y sí, es verdad, me aportaban placer sexual”, confesó el exsacerdote ante el juzgado de Lyon.

Según informa Crhoy, los padres de las víctimas confesaron haber confiado a sus hijos plenamente ante el exsacerdote y la iglesia en aquel tiempo para que los menores fueran con Bernard a excursiones fuera y dentro de Francia.

Philippe Barbarin, excardenal que ocultó abusos de niños a la iglesia católica de Francia (Imagen: CNN Español)

Las víctimas de estos abusos, en su mayoría ex scouts, denunciaron a Bernard Preynat en 2015 y desde entonces, han esperado la resolución del juzgado, pues a pesar de que declararon haber sido víctimas de tocamientos, caricias de tipo sexual y besos en la boca forzados, la ley sólo mandó a la cárcel a Philippe Barbarin, el cardenal que ocultó estos actos a la justicia y a la iglesia.

Estado seglar y juicio

Luego de haber confesado sus actos de abuso sexual ante la iglesia y la justicia, el exsacerdote mencionó que está dispuesto a pagar su condena en la cárcel por los actos que cometió, pero externó que le preocupa el proceso que ha llevado el juicio.

Bernard Preynat comentó “espero que este juicio se celebre lo más pronto posible, pues el proceso se inició desde hace ya cinco años”. Además de eso, Preynat agregó que estaba arrepentido y se declaró “culpable” del dolor que causó a las víctimas.

Exsacerdote confiesa haber abusado de 4 a 5 niños por semana por dos décadas. (Imagen: RTVE)

Por otro lado, el acusado expresó su preocupación de que el juicio se siga alargando, pues indicó que no hay más razones para que eso suceda si ya está en estado seglar. El estado seglar, se entiende como la condición de una persona de no pertenencia a la clase sacerdotal de la Iglesia Católica.

Encontrarse en ese estado de no pertenencia a la iglesia católica le permitiría a la justicia de Francia darle una condena de hasta 10 años de prisión.

Respecto al caso, una de las víctimas, Francois Devaux, afirmó que vivir este proceso (el juicio) es lo más duro que ha vivido desde el principio del caso y recalcó que su vida se volvió un infierno desde que estos abusos se dieron, pues “la violencia y coraje lo inundaban”.

Tanto así, que Devaux confesó haberse querido quitar la vida en varias ocasiones. Finalmente, el abogado de Fraynat, Fréderic Doyez, criticó abiertamente la demora del juicio, pues indicó que tras Preynat haberse declarado culpable, “será sin lugar a dudas condenado”. 

Este caso ha conmocionado tanto a la comunidad mundial, que existe una película llamada “Gracias a Dios” en la que se expone cómo estos abusos sexuales contra niños fueron ocultados a la iglesia católica de Francia por años.