Exempleados demandan a Salt Bae por discriminación y malos tratos

Denunciaron que eran discriminados por no ser de origen turco.
Uno de ellos recibió una bofetada (Foto/Twitter: @ElFabriR)

El reconocido cocinero Nusret Gökce, mejor conocido como Salt Bae, se volvió tendencia en redes sociales luego de que dos exempleados lo demandaron por discriminación y malos tratos, pues aseguraron que fueron tratados de manera despectiva por no ser turcos.

Los dos extrabajadores salieron a la luz pública a demandar luego de que se diera a conocer que en los restaurantes del cocinero se pagan bajos sueldos y no se remuneran las horas extra. Bajo esta premisa de denuncias, ambos dijeron que fueron mal tratados en uno de los locales ubicado en Nueva York, Estados Unidos.

Los exempleados demandaron a Salt Bae por 500 mil dólares cada uno bajo el argumento de discriminación y tratados de manera diferente que incluso fueron maltratados físicamente. Angelo Maher, uno de los denunciantes, declaró que trabajó en Nusr-Et en 2018 como camarero, pero desde que inició hubo diversas irregularidades.

Demandan que fueron discriminados por no ser turcos (Foto/Instagram: @nusr_et)

Según Maher, en ningún momento se le informó a él ni a otros empleados que no fueran de origen turco, que las propinas se dividían sólo entre los segundos mencionados, asimismo, señaló que los turcos recibían un trato más favorable y eran protegidos por personal superior dentro del establecimiento, sin importar su desempeño o servicio.

El denunciante incluso aseguró que en diversas ocasiones se le obligó a pagar errores de pedidos de su propio bolsillo, mientras que a los de origen turco no se les hacía dicho cobro. Incluso afirmó que acudió con Recursos Humanos, pero estos únicamente lo transfirieron a un puesto menor y le redujeron el sueldo. En 2020 fue despedido tras diversas actitudes y una abofeteada por parte de su gerente.

La segunda persona que denunció a Salt Bae fue Elizabeth Cruz, quien además de ser discriminada por no ser turca, fue sexualizada en el restaurante al pedirle que se cambiara el atuendo de trabajo a una falda corta, tacones altos y blusa reveladora. La mujer, argumentó que uno de sus superiores le dijo “Mi esposa es dominicana, sé cómo son ustedes las mujeres”, por lo que la demanda se basó en que en el establecimiento sugirieron que era promiscua por su país de origen; la joven fue despedida días después de rechazar usar el uniforme.

***

 

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO