Enoch Brown, la primer masacre escolar registrada en la historia

Este fue el primer tiroteo escolar en Estados Unidos de dicho país; ocurrió en 1764
Enoch Brown, la primer masacre escolar de Estados Unidos. (Imagen: Phychology Today)

Tras desatarse un tiroteo en Torreón, en donde se reporta que hubo seis heridos, el tema sobre casos de masacres escolares en México y Estados Unidos retomaron importancia pero, ¿cuál fue el primer tiroteo escolar registrado?

Te recomendamos leer: Estos han sido los tiroteos en escuelas registrados en México

Las masacres escolares, que se refieren a un tipo de asesinato en el que habitualmente mueren varias personas, se caracteriza por la indefensión de las víctimas y por el hecho de que siempre hay una o más personas que lo perpetran.

Enoch Brown: la primer masacre escolar de Estados Unidos. (Imagen: WikiTree)

Recientemente, una de estas masacres escolares se dio en una escuela de Torreón en México, pero la historia de ls tiroteos en escuelas tiene un amplio historial en Estados Unidos, lugar donde se registró la primer masacre escolar de la historia.

Esta masacre se dio en una Provincia de Pennsylvania, en lo que actualmente se conoce como el Condado de Franklin, cerca de la ciudad de Greencastle en Estados Unidos. Según los registros, este incidente ocurrió un 26 de julio de 1764.

Enoch Brown: la primer masacre escolar de Estados Unidos. (Imagen: The Pennsylvania Center)

El tiroteo, según se refiere, fue uno de los más notorios de la rebelión de Pontiac, pues cuatro guerreros ‘Lenape’ de Delaware, ingresaron a una escuela de colonos en Pennsylvania, donde atacaron a un maestro y algunos estudiantes del colegio.

La primer masacre escolar de Estados Unidos se dio en la escuela “Enoch Brown” cuando guerreros de Delaware invadieron el colegio para matar al profesor Enoch Brown y a algunos de sus alumnos. Esto ocurrió a pesar de que el profesor suplicó a los guerreros no matar a los niños. 

Enoch Brown: la primer masacre escolar de Estados Unidos. (Imagen: The Pennsylvania Center)

Los guerreros que invadieron la escuela Enoch Brown no atendieron la petición del profesor y le dispararon. A su vez, mataron a un par de niños y les arrancaron el cuero cabelludo para después llevarlo ante su supremo.

Dichos hechos dejaron una cifra mortal de diez muertos: el profesor y nueve alumnos. Además, los guerreros de Delaware tomaron como rehén a cuatro niños más, mientras dos de los pequeños lograron sobrevivir.

Antes de esta masacre, los guerreros habrían matado a una mujer embarazada de nombre Susan King Cunningham, a quien se encontraron en la carretera y a quien después golpearon hasta ocasionarle la muerte. Los sujetos también le arrancaron el cuero cabelludo y le sacaron al bebé.

Enoch Brown: la primer masacre escolar de Estados Unidos. (Imagen: The Pennsylvania Center)

Tras cometer todos estos asesinatos, los guerreros regresaron a su pueblo ubicado en el río Muskingum en el territorio de Ohio, donde le mostraron los cueros cabelludos de sus víctimas a su jefe, un anciano que les reprendió por actuar como ‘cobardes’ al atacar a niños.

John McCullough, un colono que sobrevivió a estar preso por parte de los Lenape desde 1756, reveló años más tarde que tras el regreso de los guerreros con su jefe, éste les reprendió por haber recurrido a la cobardía al cometer dicha masacre en contra de niños.

Luego de este incidente, la Asamblea General de Pennsylvania junto con el Gobernador John Penn, aprobaron reintroducir el sistema de recompensas para el cuero cabelludo previamente utilizado durante la guerra franco-india. Los colonos podían ganar dinero a cambio de recolectar el cuero cabelludo de un ‘enemigo indígena masculino y femenino’.

Este incidente, que es considerado como la primer masacre escolar de Estados Unidos, dejó como memoria de este caso, una fosa común en donde yacen los restos del profesor Brown y sus alumnos. La tumba habría sido excavada en 1843 para confirmar la ubicación de los cuerpos y posteriormente, en 1885, dicha área fue nombrada como “Enoch Brown Park” tras crearse un monumento sobre dicha tumba.

Publicidad