¿En quién se inspiró el personaje de Hannibal Lecter? La historia del asesino más temible del mundo

Lleva 40 años encerrado en una jaula bajo tierra
Foto: El Clarín

Robert Maudsley es el nombre del asesino que inspiró el personaje de Hannibal Lecter. Considerado como el “más temible del mundo”, lleva 40 años en una jaula bajo tierra. Esta es su historia.

El protagonista de “El silencio de los inocentes” existe en la vida real. Sus crímenes, originaron a uno de los sujetos más despiadados del cine.

Maudsley, la inspiración del personaje Hannibal Lecter, registra 40 años en prisión. El asesino vive en una jaula de cristal subterránea en Wakefield, Inglaterra.

Foto: El Clarín

Debido a su peligrosidad, el sujeto fue colocado en una celda especial. El espacio mide 5.5 de largo por 4.5 de ancho y ventanas a prueba de balas. Además, es vigilado 23 horas al día.

Es más, la hora restante tiene permitido salir a un patio para realizar ejercicio. Sin embargo, es acompañado por seis guardias y ningún preso cerca.

En la celda solo hay una mesa y una silla, ambos objetos fabricados con cartón comprimido. También existe un inodoro y un lavabo fijados herméticamente.

Foto: El Clarín

En tanto, la cama es de hormigón, mientras que la puerta es de acero sólido. El espacio está rodeado de gruesos paneles acrílicos transparentes.

La historia del asesino que inspiró el personaje conocido como Hannibal Lecter

Robert Maudsley nació en pueblo en Liverpool en 1953. Su madre adicta a la cocaína y su padre alcohólico. Tenía 11 hermanos.

El papá era un pedófilo. Además de abusar de sus hijos, los golpeaba brutalmente. Incluso los encerraba por meses en sus habitaciones.

Foto: El Clarín

“Lo que más recuerdo de esos momentos eran las palizas. Una vez estuve encerrado en mi habitación por seis meses. Mi padre sólo abría la puerta para golpearme y violarme. Creo que lo hacía entre cuatro y seis veces por día. Una vez rompió un rifle de aire comprimido en mi espalda”, fue el testimonio.

Más tarde, el asesino “más temible del mundo” llegó a un centro de menores. Tenía 16 años y su padre temía que lo matara.

Entonces, en el sitio, Maudsley se volvió adicto a la cocaína y mariguana. Para comprar droga, se prostituyó. Además, intentó suicidarse en tres ocasiones.

Foto: El Clarín

“Tienes que matar a tus padres”, era la voz que escuchaba con frecuencia en su mente, según testimonios de psicólogos.

Los asesinatos de Robert Maudsley

Tenía 21 años cuando aceptó un encuentro sexual con el pedófilo John Farrel. Se cansó de golpearlo y luego lo estrangulo. Entonces fue condenado a cadena perpetua.

“Nunca debe ser liberado. Si lo hacen matará una y otra vez”, coincidieron expertos tras diversos exámenes.

Foto: El Clarín

El hombre fue declarado no apto para un juicio y enviado a un hospital psiquiátrico. Dos años después asesinó al pedófilo David Cheeseman.

Aquel día de 1977, torturaron a su víctima durante nueve horas. Por ello, fue enviado a un lugar más seguro: la prisión de Wakefield.

Sin embargo, ya no pudo parar. En 1978 acuchillo 90 veces a su tercera víctima. Su cuarta víctima fue otro pedófilo de nombre Bill Roberts.

Foto: El Clarín

Al sujeto le clavó una cuchara en la oreja, luego le abrió el cráneo y se comió el cerebro. Desde ese momento fue apodado “Hannibal, el caníbal”.

Tras los diversos asesinatos, las autoridades buscaron una solución. Lo encerrarían en una jaula especial y bajo tierra. El hombre lleva en el lugar desde 1983.

Se trata del británico con más tiempo en aislamiento en la historia del Reino Unido. En todo este tiempo se dedicó a la música clásica, la lectura, el arte y la poesía.

Foto: El Clarín

“Las autoridades de la prisión me ven como un problema, y su solución ha sido ponerme en confinamiento solitario y tirar la llave, enterrarme vivo en un ataúd de concreto. No les importa si estoy enojado o mal. No saben la respuesta y no les importa siempre y cuando me mantengan fuera de la vista y de la mente. Me dejan estancar, vegetar y retroceder; afrontar mi solitario enfrentamiento con personas que tienen ojos pero no ven y que tienen oídos pero no oyen, tienen bocas pero no hablan. Mi vida en solitario es un largo período de depresión ininterrumpida”, declaró Maudsley en 2003.

El asesino más temible del mundo, tiene cadena perpetua. Es decir, no será libre, al menos no en esta vida. Además, pasará a la historia como el preso que vivió encerrado bajo tierra, escribió El Clarín.

***

Continúa con la conversación masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO