EEUU: Arrestan a 13 universitarios por tráfico de fentanilo, metanfetaminas y LSD

La DEA aprehendió a los universitarios y ex estudiantes en Texas; supuestamente vendían las drogas en la ciudad de Austin
(Imagen: DEA)

La Administración de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos informó que 13 personas, universitarios y ex estudiantes, de la Universidad de Texas (UT) en Austin, Texas, fueron detenidos. Esto porque se presume que estaban vendiendo LSD, fentanilo y metanfetaminas a otras personas en la ciudad.

“Los acusados supuestamente conspiraron para distribuir LSD, fentanilo y metanfetaminas en el área metropolitana y otros puntos desde abril de 2019”, señala la dependencia en un comunicado. “Supuestamente también conspiraron para lavar ganancias de procedencia ilícita”.

Las aprehensiones se realizaron el pasado 3 de diciembre. Durante estas se hallaron “grandes cantidades” de fentanilo, adderall, xanax, LSD, marihuana y hongos alucinógenos. También aseguraron 100 mil dólares.

Darían prisión de por vida a universitarios

De acuerdo con la DEA, la edad de los detenidos oscila entre los 21 años y los 27. Sin embargo, también hay un detenido de 68 años y otro de 32. Los 13 universitarios y ex estudiantes enfrentan ahora cargos de conspiración para poseer sustancias controladas con intención de distribuir. Cuatro de ellos enfrentan acusaciones por lavado de dinero.

“Estas no son pastillas cuidadosamente producidas y probadas por empresas farmacéuticas reguladas y de confianza”, declaró el fiscal Gregg Sofer. “Cuando universitarios inocentes y otros consumidores de drogas se ponen estas pastillas en las bocas, están jugando ruleta rusa. Están apostando a que narcomenudistas que buscan una ganancia no les dieron dosis letales de algún químico desconocido o fentanilo”.

La DEA agregó que otros dos sospechosos durante la investigación que llevó a los arrestos murieron por sobredosis. Las sobredosis por droga son la causa número uno de muertes que podrían ser prevenidas en Estados Unidos, señaló la dependencia.

Los fiscales Mark Marshall y Robert Almonte llevarán el caso contra los universitarios y ex estudiantes. Se estima que si los detenidos por tráfico de drogas reciben una sentencia condenatoria, podrían pasar entre 10 años y toda la vida en prisión. Aquellos acusados de lavado de dinero podrían pasar hasta 20 años encerrados.

Publicidad