Drayke Hardman, el niño que sufría bullying y se quitó la vida; esta es su historia

Tenía 12 años. Fue acosado por un compañero de clase durante varios meses
Foto: Instagram / @shardman5

Un niño de 12 años en Utah, Estados Unidos, se suicidó el pasado 10 de febrero, tras sufrir bullying durante más de un año por un compañero de escuela.

En medio de la tragedia y el dolor, la familia reveló los motivos que llevaron al menor a quitarse la vida. Después crearon una campaña para cubrir los gastos del funeral.

El niño Drayke Hardman era un estudiante del condado de Tooele que sufría bullying. Sin embargo, no se intervino a tiempo y la historia tuvo un desenlace trágico.

Foto: Instagram / @shardman5

Los padres aseguran que estuvieron en contacto con autoridades antes del suicidio. Y es que días antes, el menor regresó a casa con un ojo morado.

Aquel día, el niño contó a su hermana que peleó a golpes con un compañero de escuela, quizás se trataba del chico que le hacía bullying, escribió el medio KUTV.

A raíz de ello, Drayke Hardman faltó a su entrenamiento de básquet. Esa noche intentó suicidarse pero fue descubierto y llevado a un hospital. Sin embargo, falleció por la mañana.

Foto: Instagram / @shardman5

La familia del niño exhortó a otros padres a poner atención en los signos del bullying

La familia exhortó a otros padres para atender signos de intimidación en sus hijos. De esta forma podrán intervenir a tiempo y quizás evitar una tragedia.

Fueron los padres del niño quienes compartieron la historia. El objetivo es crear conciencia sobre las terribles realidades del bullying, también llamado acoso escolar.

“Este es el resultado de la intimidación, mi chico estaba peleando una batalla de la que ni siquiera yo podía salvarlo. Es real, es silencioso y no hay absolutamente nada que puedas hacer como padre para quitar este profundo dolor”, escribió la madre.

Foto: Instagram / @shardman5

En redes sociales, la familia promovió el lema “Hazlo por Drayke” solicitando a las personas a ser más amables y generosas, pues una simple acción puede salvar vidas.

“¿Cómo un niño de 12 años que fue amado ferozmente por todos piensa que la vida es tan difícil que necesita salir de ella?”, se preguntó.

Finalmente, se dijo con el corazón destrozado, sin saber cómo arreglarlo. Sin embargo y desde ahora, pasará cada minuto de su vida expresando bondad y amor en memoria de Drayke.

***

Continúa con la conversación masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO