Dinamarca: Visones sacrificados por COVID-19 emergen de sus tumbas

Como en una película de terror, los cadáveres salieron de sus tumbas
(Imagen: Gript)

Algunos de los miles de visones sacrificados para minimizar el riesgo de que contagiaran COVID-19 a los humanos se han levantado de sus tumbas en el oeste de Dinamarca.

Esto se debió a que se acumularon gases dentro de los cadáveres de los visones, dijeron el jueves las autoridades danesas.

“Los gases hacen que los animales se expandan y, en el peor de los casos, los visones salen despedidos del suelo”, dijo Jannike Elmegaard, de la Administración de Alimentos y Veterinaria de Dinamarca. Dijo que afectaba a “unos pocos cientos” de animales.

Los visones están enterrados en trincheras de 2.5 metros de profundidad y 3 metros de ancho. Una capa de aproximadamente un metro de visones muertos se cubrió con tiza antes de colocar otra capa de animales, que se cubrió con tiza y luego con tierra, dijo Elmegaard a AP.

Pero debido a que el suelo donde están enterrados es arenoso, algunos han emergido. “Suponemos que son los visones que estaban en la capa superior”. Agregó que es “un proceso natural”.

“Si la tierra hubiera sido más arcillosa, entonces habría sido más pesada y los visones no habrían resurgido”, dijo a la AP. Los animales que resurgen se vuelven a enterrar en otro lugar y las autoridades vigilan el lugar para mantener alejados a los zorros y las aves.

Dinamarca sacrificó miles de visones en la parte norte del país después de que 11 personas enfermaran por una versión mutada del coronavirus que causa COVID-19 que se había observado entre los animales.

Con información de AP
Publicidad