Controversia en Dinamarca por programa infantil sobre un hombre con un pene gigante que no controla

La serie John Dillermand ha sido ampliamente criticada, aunque hay quienes la respaldan
(Imagen: YouTube / DR Ramasjang)

Una cadena de televisión de  Dinamarca ha despertado la controversia por su nuevo programa infantil. ¿El motivo? El protagonista es un hombre que con un pene gigante que no controla.

El programa, dirigido a niños de cuatro a ocho años, sigue al protagonista epónimo John Dillermand mientras vive la vida con un pene que no puede controlar. En danés, Dillermand es la manera coloquial de decir pene.

Se le ve metiéndose en contratiempos y también saliendo de ellos, lo que sugiere que su miembro, cómicamente largo para los fines del programa, no es una bendición ni una maldición.

En una de esas escenas, el personaje de rayas de caramelo intenta usar su pene para atender una barbacoa de manera segura desde la distancia, pero termina prendiéndose fuego. Otro lo muestra sacando a pasear a los perros del vecindario, manteniéndolos en fila colgando de una salchicha de carnicero en su propio pene.

Ya hay 13 episodios disponibles de los 20 que ordenó la cadena DR. Como era previsible, la controversia no se hizo esperar.

Desde su estreno el pasado domingo, los críticos han condenado la idea de hacer un programa infantil sobre un hombre que no puede controlar su pene.

“¿Es este realmente el mensaje que queremos enviar a los niños mientras estamos en medio de una gran ola #MeToo?” reporta The Guardian que escribió la autora danesa Anne Lise Marstrand-Jørgensen.

Por su parte, Christian Groe, profesor asociado e investigador de género en la Universidad de Roskilde en Dinamarca, dijo que el programa era un retroceso.

“Es perpetuar la idea estándar de una sociedad patriarcal y normalizar la cultura que se ha utilizado para excusar el mal comportamiento de los hombres. Está destinado a ser divertido, por lo que se considera inofensivo. Pero no lo es. Y les estamos enseñando esto a nuestros hijos.”

Erla Heinesen Højsted, psicóloga clínica que trabaja con familias y niños, dijo que creía que los críticos podrían estar exagerando la situación:

“John Dillermand habla con los niños y comparte su forma de pensar, y les da a los niños encontrar genitales divertidos. El programa muestra a un hombre impulsivo y que no siempre tiene el control, que comete errores, como hacen los niños, pero lo más importante es que Dillermand aprende y trata de hacerlo bien. Asume la responsabilidad de sus acciones. Cuando una mujer en el programa le dice que debe mantener el pene en los pantalones, por ejemplo, él escucha. Lo cual es bueno. Él se hace responsable.”

Ante la oleada de señalamientos, DR respondió diciendo que fácilmente podría haber hecho un programa “sobre una mujer sin control sobre su vagina”. Para ellos, aseguraron, lo más importante era que los niños disfrutaban de John Dillermand.

Publicidad