¿Cómo la fuente Calibri está a punto de tirar el gobierno de Pakistán?

La fuente de Microsoft Calibri está en el centro del huracán de un escándalo de corrupción y está a punto de derribar al gobierno de Pakistán. ¿Cómo una inofensiva fuente predeterminada puede orillar a un primer ministro a la renuncia?

Todo empezó con los Panamá Papers que sacaron a la luz mundial los trapitos sucios de muchos poderosos de todo el orbe. Entre los implicados se encuentra la familia de Nawaz Sharif, actual primer ministro de Pakistán, y su hija Maryam Nawaz Sharif. (Vía: India Times)

Esta es la tercera vez que Sharif es primer ministro del país asiático: su primera vez en el cargo, de 1990 a 1993, dimitió ante el peligro de un golpe de Estado. En su segunda ocasión en el poder, de 1997 a 1999, tras encender alarmas mundiales por los roces nucleares que propició con la India, fue depuesto por un golpe de Estado que lo obligó a exiliarse en Arabia Saudita.

Tras tres mandatos y múltiples acusaciones de enriquecimiento ilícito durante sus primeros gobiernos, es natural que Nawaz Sharif haya hecho unos cuantos enemigos. En el caso del empresario conservador Sharif, muchos de sus enemigos vieron en los Panamá Papers una oportunidad de oro. No es para menos: las revelaciones periodísticas lo relacionan con al menos ocho empresas offshore. (Vía: Alphr)

Fue el adversario político y ex jugador profesional de criquet, Imran Khan, quien estuvo en el centro de los acusadores de Sharif. El caso legal entre Khan y Sharif terminó con resultados agridulces: en un principio, se declaró que la evidencia en contra era insuficiente.

Sin embargo, como consecuencia del juicio, se formó un equipo de investigación especial para el caso. Este equipo pronto empezó a encontrar señales de que las pruebas halladas por la familia Nawaz Sharif hacían agua. (Vía: Geo)

Y aquí es donde entra la fuente Calibri como pieza crucial en el caso que paralizó a Pakistán: el equipo especial de investigación encontró una peculiaridad entre las pruebas entregadas para demostrar la inocencia de Sharif.

Esos documentos cruciales entregados por Maryam Nawaz Sharif, la hija de Sharif, datados en el año 2006, estaban escritos en la fuente Calibri. ¿Cómo era posible que los documentos de verdad fueran del 2006 cuando la fuente Calibri se publicó en el 2007? ¿Alguien pensó en “falsificación” como la mejor respuesta? (Vía: Dunja News)

El escándalo alrededor de la falsificación de los papeles que demostraban la inocencia de Sharif ya tomó por asalto las primeras planas de diarios de la India y Pakistán. En redes sociales el #FontGate también se popularizó entre los tuiteros paquistaníes.

Según opositores del gobierno, éste, en un intento desesperado para que no se le salga de las manos el caso, incluso ha modificado la página de Wikipedia de la fuente Calibri para decir que la fuente fue publicada por Microsoft en 2004 y no en 2007 (porque si no pudiste cambiar la fuente de un documento, mejor cambia el internet entero), como dice el informe.

Y, por supuesto, un ejército de Sharifbots (sí: en todos lados se cuecen habas digitales) han llenado la red con mensajes que concuerdan con la versión oficial.

Y, aunque el gobierno intenta desacreditar la labor del equipo de investigación, éste está compuesto por autoridades y especialistas de los ramos financieros, policiacos y militares. Algunos medios apuestan a que las evidencias de este equipo especial habrán de imponerse. (Vía: Al Jazeera)

Esa es la historia de cómo la fuente Calibri podría volverse en al primera fuente predeterminada que derriba un primer ministro. Propios y extraños en Twitter, proponen que Calibri sea la fuente nacional de Pakistán. Ya saben: la próxima vez no dejen hasta el final cambiar la fuente de su documento en Word.

 

Por: Redacción PA.