Bush vs Gore, ¿cómo definieron las elecciones del 2000?

La Suprema Corte tuvo que intervenir en las elecciones del 2000.
Fuente: (Twitter) @HNorteamerica

Una de las elecciones presidenciales más recordadas en la historia de Estados Unidos es la del 2000, cuando George W. Bush y Al Gore se enfrentaron en las urnas para decidir quién se convertiría en el nuevo presidente. La elección estaba casi empatada y la Suprema Corte tuvo que decidir al ganador.

La elección presidencial de Estados Unidos del 2000 fue digna de una película de ficción, porque parecía que habría un empate y la decisión era una moneda en el aire. Cuando las elecciones terminaron en Florida, algunos medios anunciaron que Al Gore se había impuesto con 25 votos electorales y había ganado la presidencia. Los demócratas celebraron, pero horas después, los mismos medios anunciaron la victoria de Bush, ¿qué pasó?

Las cifras eran históricas: 49% vs 49%, la diferencia era de miles. Por primera vez los ciudadanos se fueron a dormir sin saber quién sería su próximo presidente y se quedaron con la duda por varios días.

La solución

Un día después, el 8 de noviembre, todo indicaba un recuento de votos en Florida, pero se hicieron evidentes todos los problemas que había en el sistema electoral en el estado. Se decía que las boletas estaban mal diseñadas y favorecían a los Republicanos. Otros decían que las papeletas estaban mal marcadas y eso hizo que los votos se anularan. Los partidos aprovecharon la situación para ser favorecidos de forma legal.

Fuente: (Twitter) @LeoHERASME

En total pasaron 36 días para que el caso llegara a la Suprema Corte, organismo que detuvo el recuento porque iban en contra de la Enmienda 14 y no existía una forma para cumplir con toda la tarea. De esta forma Bush ganó.

Para que la situación no se volviera a repetir, el Congreso introdujo dos años después una ley que se conoció como Help America Vote Act (HAVA), la cual invirtió dinero para mejorar el sistema electoral y el conteo de votos de los estados.

El problema fue que algunos estados hicieron sus propias reformas. Algunos estados comenzaron a pedir un documento especial para identificarse y poder votar, el objetivo era evitar el fraude.

Donald Trump declaro en 2016: “Este sistema electoral está fuera de control. En mi opinión, hay personas que están votando muchas, muchas veces”.

Hillary Clinton respondió: “Dejen de temerle a una pandemia fantasma de elecciones fraudulentas”.

Hasta el momento varios estados se han preocupado por mejorar el acceso el voto y han comenzado a hacerlo por correo o con preregistro.

Con información de El Comercio.
Publicidad