En Brasil, hombre secuestra camión con 37 pasajeros

El secuestro duró cerca de cuatro horas, aunque el secuestrador contaba sólo con una pistola de juguete
En Brasil, hombre secuestra camión con 37 pasajeros y es asesinado por un francotirador de élite

En el puente que conecta Río de Janeiro y Niteroi, un hombre secuestró un camión con 37 pasajeros a los que tomó como rehenes. El asedio duró cerca de cuatro horas, hasta que el secuestrador fue asesinado por un francotirador de élite.

El secuestro comenzó a las 5:30 de la mañana durante el tráfico que se da en el emblemático puente. Después de la toma original, al menos seis rehenes fueron liberados de manera paulatina; cuatro mujeres y dos hombres. La policía logró rodear el vehículo hasta las 6:30.

Aunque reportes posteriores han mostrado que la pistola del secuestrador era falsa, éste también contaba con un bidón de gasolina con el que amenazaba prender en fuego el camión. Durante el secuestro, las autoridades asumieron que la pistola era calibre .38. (Vía: DW)

El hombre bajó del camión, aproximadamente a las 9:00, apuntando una pistola a un rehén. Después de dirigirle unas palabras a la policía, intentó regresar al camión y fue abatido por un francotirador de élite. Tres disparos se escucharon hasta que el hombre cayó. Reportes iniciales comentan que el secuestrador murió de camino al hospital.

Hasta el momento se desconoce el motivo del secuestrador, pero los primeros reportes informan que se trataba de un policía militar y que el secuestro fue premeditado. El secuestrador todo el tiempo tuvo una máscara en su rostro. (Vía: Milenio)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro aplaudió la rápida acción de la policía municipal y, sobre todo, de las fuerzas de élite. Tanto Bolsonaro como el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, son partidarios del uso de fuerza militar.

Ambos han prometido ampliar la capacidad de fuerza de la policía a partir de reformas legislativas que legalicen el uso de fuerza mortal contra cualquier persona que represente “una amenaza” sin repercusiones legales. Ambos también buscan ampliar la posesión de armas en todo el país.

Witzel, de hecho, es un ex-soldado que aplaude el uso de francotiradores para abatir a todo tipo de delincuentes. Ante el asesinato del secuestrador del camión, Witzel voló en helicóptero a la zona para agradecer personalmente a todos los miembros de la policía.

Igualmente, Jair Bolsonaro tuiteó:

“Felicidades a los policías de Río de Janeiro por la acción bien realizada de poner fin al secuestro de un camión en el puente Río-Niteroi en esta mañana. El criminal fue neutralizado y ningún rehén fue herido. Hoy no llora la familia de un inocente”.

¿Está justificada tanta celebración a la policía militarizada del país por neutralizar y asesinar a un secuestrador que cargaba con una pistola de juguete?