Los 15 errores que jamás olvidaremos del gobierno de Mancera en CDMX

Miguel Ángel Mancera presentó su quinto informe de gobierno de la Ciudad de México y no, no llevará una ensalada para cada legislador ni tampoco lo presentará desde un gimnasio.

El jefe de gobierno asistió a la Asamblea Legislativa capitalina a presentar el informe que tanto ha anunciado en sus spots, pero nosotros queremos aprovechar este día para contarte los momentos inolvidablemente torpes de su mandato y algunos hechos que dejan marcado a su gobierno.

1. El pito de Mancera

No sabemos si su pito es vergonzoso pero sí obsoleto. El silbato fue una de las primeras acciones que emprendió el gobierno de la CDMX para ‘combatir’ la violencia sexual contra la mujeres.

La medida fue duramente criticada, pues ante el incremento de los crímenes de odio contra las mujeres, un silbato no enfrentaba directamente el actuar de los acosadores ni se garantizaba la seguridad de las denunciantes.

2. Cuando quizo construir el Corredor Cultural Chapultepec pero no lo dejamos

En el 2015, Mancera intentó construir un corredor que, según el proyecto, haría de esa zona un lugar más “bonito” para los que iban de visita pero mucho más caro para quienes ahí viven. Este proyecto fue frenado por la organización de vecinos y de la sociedad civil que se negaron a la privatización del espacio público.

3. Eso sí, lo dejamos mostrar su chichi

En el 2014, el Jefe de gobierno puso el ejemplo cuando se armó de valor y se vacunó contra el virus de Influenza AH1N1 y nos regaló memes y comentarios para toda su carrera política.

4. Y qué sube el boleto del metro y nos empezó a caer mal

En el 2013, uno de los primer baldes de agua fría que nos dejó caer fue el aumento la tarifa del metro: pasó de 3 pesos a 5 pesos de la noche a la mañana. Según uno de los objetivo de la medida era mejorar las instalaciones y el servicio, pero lamentablemente es la hora que ni la Línea 1 de 12 líneas, no termina de ser remodelada y los trenes de ser mejorados.

5 Y se siguió con las fotomultas 

El sistema de fotomultas inicio en diciembre del 2015, cuando el gobierno encomendó esta tarea a la empresa Autotraffic. A los pocos meses ciudadanos interpusieron quejas ante cobros injustos y muchos más interpusieron demandas.

Pese a que un juez federal determinó que el sistema era inconstitucional pues viola la garantía de audiencia y defensa señaladas en el artículo 14 constitucional.

6. El bar Heaven 

El 26 de mayo de 2013 hombres armados entraron al bar Heaven, en la zona Rosa, y secuestraron a 13 jóvenes, cuyos cuerpos fueron encontrados en un fosa clandestina

La desaparición masiva del bar Heaven fue uno de los primeros actos de violencia generalizada en la Ciudad de México: fue una de las primeras evidencias innegables de que en la capital de México había una presencia fuerte del crimen organizado y que, como en el resto del país, utilizaba técnicas y violencias de los cárteles más famosos.

7. En 2016 negó que hubiera cárteles

Mancera afirmó en repetidas ocasiones que en la capital del país hay lavado de dinero y trata de personas, pero estaba más que seguro de que no había asentamientos de cárteles de la droga.

“Lo que nosotros no tenemos aquí, y que ha sido reportado por las autoridades porque además es competencia federal, es un asentamiento de cárteles”.

8. Pero hace unos meses hizo un operativo contra el Cártel de Tláhuac

En conjunto con la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX, la Policía Federal y la Marina Armada de México “abatió” al líder del Cartel de Tláhuac, Felipe de Jesús “N”, “El Ojos”.

Ese mismo día, el cárte “que no existía” realizó narcobloqueos por toda la demarcación en respuesta al operativo.

9. Cuando dijo que las lluvias eran “atípicas” 

Cada que la CDMX se inunda, el Jefe de gobierno y su gabinete, como una suerte de justificación, mencionaban a las lluvias “atípicas” como causa de las inundaciones. Luego, Mancera dijo que “ya nos había alcanzado el calentamiento global”, luego que eran las dos cosas. Lo cierto es que la ciudad se volvía un caos y muchos nos quedamos típicamente bajo el agua.

10. Caso Narvarte

El homicidio y multifeminicidio de la Narvarte marcó al gobierno de Mancera, no sólo por la violencia del delito, ocurrido el 31 de julio de 2015, sino porque las autoridades incurrieron en múltiples omisiones, errores e irregularidades, las cuales violaron los derechos humanos de las víctimas, tal como lo denunció la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

11. Las fallas de la Línea 12

En marzo del 2014, quien entonces era el director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Joel Ortega, anunció el cierre “temporal” del tramo elevado de la Línea 12… duró 2 años cerrado. Entre omisiones y mala planeación del gobierno anterior, Mancera cargó con este error.

 

12. Criminalización del feminicidio de Lesvy Berlín 

Tras el feminicidio de Lesvy Berlín Osorio dentro de las instalaciones de CU, la Procuraduría capitalina criminalizó el asesinato de Lesvy al publicar tuits sobre su vida personal, ante el actuar de las autoridades, la sociedad respondió con el #SiMeMatan.

“Vamos a seguir trabajando porque aunque don Miguel Ángel Mancera diga que se va dejando una ciudad pintada de rosa, se va con las manos manchadas de sangre”, dijo la madre de Lesvy en la Facultad de Derecho de la UNAM.

 

13. Se inunda el túnel Mixcoac por esas estúpidas y sensuales lluvias atípicas

Otra obra de dos añitos que no duró ni una semana. Las autoridades capitalinas no quisieron hacer una inauguración formal del túnel, y éste se deprimió… No llevaba ni tres días abierto cuando se inundó.

 

14.  Cuando activó la alarma sin querer

Un día antes que se registrara uno de los sismos más fuertes en buena parte de la República, por error humano se activó la alerta sísmica. Ajá: nos enteramos del temblor del 8 la madrugada del 7 y, por eso, muchos capitalinos pensaron que la alerta sísmica era un error humano más… hasta que sintieron el primer jalón.

Como pilón (y porque atraviesa todos los puntos de esta lista). La inseguridad

Ya sea cárteles, narcomenudeo, “ajustes de cuentas” o el incremento “normal” de la violencia en las calles, cada vez son más frecuentes las denuncias en Twitter, Facebook o por otros medios, de robos a casa habitación, a transeúntes o a automovilistas.

Los homicidios, feminicidios, violaciones y, en general, los crímenes del fuero común se incrementaron en su administración sin que el Jefe de Gobierno presentara una estrategia clara: eso sí, una y otra vez nos enterábamos de que la CDMX era un “espacio seguro”…