Racismo en Estados Unidos: Madre e hija presuntamente golpeadas en Boston por hablar español

¡Esto es Estados Unidos, hablen en inglés!" les gritaron mientras las golpeaban
(Imagen: YouTube / Masslive)

Un par de mujeres golpearon, patearon, mordieron y agredieron a una madre y a su hija adolescente porque hablaban español. “¡Esto es Estados Unidos, hablen en inglés!”, las increparon. 

También te recomendamos: Padre mexicano es víctima de racismo en una reunión escolar para combatirlo en Estados Unidos

El encuentro del 15 de febrero enfureció a un grupo de derechos civiles de Boston, que pide más policías de habla hispana para evitar ataques similares. Los hechos ocurrieron cuando una mujer de 46 años, identificada solo como la Sra. Vásquez, y su hija, de 15 años, caminaban por el este de Boston, conversando en su lengua materna, español, cuando dos mujeres se les acercaron, dijo Vásquez a los periodistas esta semana. (Vía: The Boston Globe)

“Mi hija y yo fuimos atacadas, golpeadas, pateadas y mordidas por dos mujeres blancas”, dijo Vásquez, a través de un traductor. “Cuando nos golpearon, gritaron:” Esto es Estados Unidos, hablen inglés.” (Vía: The Boston Globe)

Un video capturó el momento en el que se dio la agresión. Se aprecia como hay peatones y personas que intentan separar a las mujeres.

Las supuestas atacantes han sido identificadas. Jenny Leigh Ennamorati está acusada de dos cargos de agresión, dos cargos por delitos graves de violación de los derechos constitucionales con lesiones corporales y un cargo de agresión por usar su pie para causar daños corporales. Stephanie M. Armstrong está acusada de dos cargos de asalto y dos cargos por delitos graves de violación de los derechos constitucionales con lesiones corporales. Ambas admitieron a la policía que habían estado bebiendo. (Vía: The Boston Globe)

“La mayoría de las veces, las víctimas y los testigos son reacios a hablar por miedo y trauma”, escribió Janelle Dempsey, abogada de Lawyers for Civil Rights que representa la madre y a la hija, en un comunicado. “Pero la familia Vásquez quiere que la policía responsabilice a las asaltantes”.

(Imagen: YouTube / Masslive)

En respuesta, la oficina del distrito del condado de Suffolk emitió un comunicado:

“El odio y la intolerancia no pertenece en el Condado de Suffolk. El sentido de derecho y privilegio que estas acusadas deben haber sentido para decir estas palabras de odio y racismo, y luego atacar físicamente a una madre y a su hija por reírse y hablar español, es indignante y reprensible. En el condado de Suffolk respetamos y protegemos a todos, sin importar el Dios que adoras, a quién amas, cómo te identificas, el idioma que hablas, tu estado migratorio o tus habilidades físicas y mentales. Todos son bienvenidos aquí. Todos merecemos dignidad y respeto. Todos merecen sentirse seguros,” dijo en el comunicado la fiscal del distrito de Suffolk, Rachel Rollins.

Tanto Ennamorati como Armstrong  se tienen que presentar ante el juez el 9 de marzo.

Con información de  The Boston Globe