Biden analiza emprender acciones legales para facilitar transición

Hasta el momento, la GSA no ha certificado la victoria de Biden ante la negativa de Donald Trump de aceptar su derrota electoral
(Imagen: Flickr)

El equipo de transición de Joe Biden contempla emprender acciones legales en caso de que la Administración de Servicios Generales (GSA, por sus siglas en inglés) se niegue a certificar su victoria.

De acuerdo con medios locales citados por EFE, el equipo del presidente electo considera que es hora de que la GSA “confirme rápidamente a Joe Biden y y Kamala Harris como presidente electo y vicepresidente electa”. Lo anterior, con el fin de facilitar la transición de poder en EE.UU.

La GSA es un organismo que depende del gobierno. La certificación que emite permite al equipo del presidente electo acceder a recursos y a las agencias gubernamentales para preparar la transición.

Hasta el momento, este organismo no ha certificado la victoria de Biden ante la negativa de Donald Trump de aceptar su derrota electoral.

Trump negado a aceptar derrota

Mientras el equipo de Trump interpone demandas para el recuento o anulación de votos en algunos estados, el presidente continúa haciendo afirmaciones sobre un supuesto fraude. De hecho, asegura que ganó las elecciones a pesar de que las proyecciones de los resultados favorecen a Biden.

Trump incluso acusó a la farmacéutica Pfizer y a la FDA de retener deliberadamente los resultados de la vacuna de Pfizer para perjudicarlo en las elecciones.

“Hay una serie de opciones sobre la mesa. La acción legal es ciertamente una posibilidad, pero también hay otras opciones que estamos considerando”, señaló un miembro del equipo de Biden a la televisora ABC News.

Algunos congresistas demócratas se han sumado al reclamo y piden a la administradora de la GSA, Emily Murphy, que permita la transición.

“[Murphy] dirige una agencia no partidista del poder ejecutivo que se supone que facilitará […] la transición a la administración entrante [y ella] la ha convertido en algo partidista”, señaló el demócrata Gerry Connolly, miembro del Comité de Supervisión de la Cámara Baja a ABC News.

Proceso de transición parado

Sin la certificación de la GSA, el equipo del Biden no puede comunicarse con las agencias de administración ni obtener información sobre su funcionamiento interno. Tampoco tener acceso a información sobre asuntos que van desde los presupuestos hasta las relaciones con el Congreso.

También están imposibilitados a recibir información clasificada, no pueden enviar representantes para integrarse a las agencias gubernamentales.

Además no pueden tener el apoyo del Departamento de Estado para realizar llamadas con líderes extranjeros.

Con información de EFE
Publicidad