Biblioteca Nacional de España reúne memes por su valor para el futuro

Los memes han rebasado cualquier frontera en Internet. Pasaron de ser del dominio de algunos a ser de toda la bella nación de Internet. Por eso mismo, la Biblioteca Nacional de España está comenzando a archivarlos, por su gran valor histórico-documental.

No es ninguna broma. Los memes están teniendo un lugar especial en los servidores del sistema de bibliotecas español, por que evidentemente representan de forma humorística y gráfica un pedazo simple de la realidad histórica que se vive.

La persona encargada de esto es Mar Pérez Morillo, que desde 2009 tiene el encargo de surfear la gran red en busca del material digno de ser resguardado por su biblioteca para que las generaciones futuras sepan de los orígenes de este recurso comunicativo.

Al principio, Pérez Morillo solamente reunía dominios españoles para tener un registro, pero desde hace tres años se dedica únicamente a la recolección de memes.

Básicamente su trabajo es ver, analizar y archivar los memes que se comparten de manera pública en Internet. Existe un debate sobre cómo se eligen los que merecen ser archivados, pues puede que un contenido que pueda ser meme termine sin serlo y pase al olvido sin causar ningún impacto.

Por ello, se tienen dos sistemas: uno es automatizado y simplemente recoge todo contenido que ya está determinado como tal; por otro lado, también hay un grupo de personas analizando contenidos específicos que se encuentran en debate para ser añadidos.

La Biblioteca Nacional de España está clara en su intención. Para ellos, esta tarea es parte de sus obligaciones como sistema bibliotecario, que no simplemente se debe detener en los libros o contenidos de texto cultos que se reconocen como cultura erróneamente:

Las bibliotecas han guardado a lo largo de su ya larguísima historia documentos de todo tipo, sobre variados soportes y de distinto contenido, lo que ha servido para tener una imagen de la sociedad, la historia y la cultura de cada momento.” explicó Mar Pérez Morillo

Los memes son un gran debate actualmente, porque el término en sí mismo es vago y como un tipo de contenido ya no podemos establecer claramente la línea entre qué lo es y qué no.

No son solo imágenes, también videos, como el “Rickrolling”, un meme clásico de la época en que las redes sociales no eran parte de nuestra vida diaria; o también canciones, como “Darude Sandstorm”.

El trabajo de la biblioteca es similar al que ha hecho el sitio web Know Your Meme, que se dedica a recopilar estas experiencias en inglés y hace un estudio históricos de su aparición y sus usos.

Por otro lado, aquí ya se establece una relación directa entre el meme y el contexto histórico tal como la BNE busca hacerlo. Es completamente cierto que estos representan una parte de la historia explicada con un recurso gráfico entendible para muchos.

Meme: Cuánto Cabrón

En España sitios como Cuánto Cabrón, a través de los personajes de rage comics, dan muestra fidedigna de que sí: es posible explicar el mundo y una parte específica de la historia.

Esta institución está entendiendo perfectamente que el mundo evoluciona y va cambiado de acuerdo a sus condiciones, replicadas y adoptadas por los habitantes y los seres que integren esas historia. Estaría muy bien que la RAE, al menos, le aprendiera un poquito de su apertura.

Con información de El Diario