Bebidas de KFC, Burger King y McDonald’s con bacterias fecales: BBC

Una investigación de la BBC reveló una alerta sanitaria en Reino Unido, ya que se encontraron bacterias provenientes de heces fecales en las bebidas de restaurantes de comida rápida como KFC, Burger King y McDonald’s.

Esto se rebeló en el programa Watchdog transmitido en el canal BBC One el pasado miércoles 19 de julio. En la investigación se tomaron 10 muestras de bebidas de cada uno de los restaurantes de comida rápida con el fin de hacerles pruebas para determinar si contenían heces fecales.

Los resultados arrojaron que 7 de 10 muestras de KFC contenían bacterias fecales; 6 de 10 en Burger King y 3 de 10 en McDonald`s.

Esta es la segunda investigación de este tipo presentada por Watchdog de BBC, ya que hace aproximadamente un mes rebeló que los hielos utilizados en cafeterías como Starbucks, Costa y Café Nero contienen también residuos de heces fecales o bacterias asociadas a estas.

En el caso de los restaurantes de comida rápida, la investigación arrojó que en las muestras que salieron positivas de KFC y Burger King, la cantidad de bacterias es bastante significativa. Esto resulta bastante preocupante ya que estudios rebelan que las cantidades razonables de bacterias de ese tipo que debe tener el agua es cero.

La reacción de KFC ante esta investigación fue inmediata, ya que emitió un comunicado en donde informó que ya había retirado todas las máquinas expendedoras de refresco y hielo de sus sucursales. Además señaló que iba a imponer medidas más estrictas de higiene entre sus trabajadores, con el fin de erradicar este problema.

La reacción de Burger King y McDonald’s fue muy parecida; el primero señaló que pondrá mayor énfasis en los procedimientos y protocolos para ofrecer los más altos estándares de calidad e higiene de sus productos. Finalmente McDonald’s se comprometió a capacitar a sus empleados para que mantengan las máquinas expendedoras de hielo y bebidas con la mejor higiene posible con la finalidad de ofrecer hielos y bebidas libres de contaminación.

Hay que aclarar que en Reino Unido no existen protocolos ni estándares fijos respecto a la calidad que debe tener el hielo que venden restaurantes y cafeterías. De tal manera la probabilidad de que los consumidores ingieran heces fecales o bacterias relacionadas es bastante alta, tal y como lo han demostrado estas investigaciones.

Este tipo de sustancias en el hielo y el agua podrían derivar en problemas de salud si el consumo es recurrente ¿las empresas se harán cargo? (Vía: Business Insider)

 

ANUNCIO