¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Joven denunció acoso sexual y la quemaron viva

El incidente tuvo lugar en Bangladesh. Hay 16 detenidos.
(Imagen: AFP)

Un tribunal en Bangladesh condenó a muerte a 16 personas por el asesinato de una estudiante de 19 años, que fue quemada viva en abril, tras haber denunciado a un hombre por acoso sexual.

También te recomendamos: Mujeres acusan a James Franco de acoso sexual

El 5 de abril de este año, Nusrat Jahan Rafi fue bañada en queroseno y quemada viva después de negarse a retirar una denuncia de acoso sexual contra el director de la escuela al a que había asistido para tomar un seminario.

“El veredicto prueba que nadie se saldrá con la suya en Bangladesh. Tenemos el estado de derecho ”, dijo el fiscal Hafez Ahmed a los periodistas después del veredicto.

Rafi fue atraída a la azotea del seminario donde sus atacantes la presionaron para que retirara la denuncia que había presentado ante la policía. Cuando se negó, la ataron, la rociaron con queroseno y le prendieron fuego.

Sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo y murió en el hospital cinco días después, el 10 de abril.

Protestas por el asesinato de Nusrat Jahan Rafi (Imagen: Reuters)

Su muerte provocó indignación y también destacó un aumento en las denuncias en  casos de acoso sexual en el país del sur de Asia, que tiene 165 millones de habitantes.

Los manifestantes en la capital, Dhaka, organizaron días de manifestaciones que buscaban “castigos ejemplares” para los asesinos.

El primer ministro Sheikh Hasina había prometido enjuiciar a todos los involucrados.

Rafi había acudido a la policía a fines de marzo para denunciar el acoso sexual, y un video filtrado muestra al jefe de la estación de policía local registrando su queja, pero la desestimó, considerando que no era importante,

La policía afirmó que una de las 18 personas arrestadas inicialmente había acusado al director de la escuela de ordenar el ataque.

El director “les dijo que presionen a Rafi para que retire el caso o mátenla si se niega”, dijo a AFP el superintendente de policía Mohammad Iqbal, quien dirigió la investigación.

Iqbal también había dicho que algunos de los arrestados eran compañeros de clase de Rafi y que la habían atado con una bufanda antes de prenderle fuego.

Los detenidos por el asesinato de Nusrat Jahan Rafi (Imagen: Reuters)

“El plan era pasar el incidente como un suicidio. Pero fracasó después de que Rafi logró bajar las escaleras mientras estaba en llamas porque la bufanda se quemó y le liberó las manos y los pies,” dijo.

Los activistas dicen que el asesinato expuso una cultura de impunidad en torno a los delitos sexuales contra mujeres y niños, y el hecho de que quienes denuncian acoso a menudo sufren una reacción violenta.

Después del asesinato, Bangladesh ordenó a unas 27,000 escuelas establecer comités para prevenir la violencia sexual.

Los abogados defensores dijeron que apelarían contra el veredicto del tribunal superior.

Con información de The Guardian.