ANUNCIO
Internacional

Abuelita obliga a centro comercial a rodear su casa; rechazó 20 millones de pesos

La mujer prefirió quedarse en el hogar que compartió con su madre.

Abuelita de 84 años obligó a un centro comercial a construir alrededor de su casa después de rechazar una oferta de un millón de dólares
Foto: Ladbible

Una abuelita en Washington, Estados Unidos, obligó a un centro comercial a construir alrededor de su casa. La mujer rechazó una oferta de 20 millones de pesos.

Los desarrolladores tuvieron que adaptarse a la negativa, modificando los planos. Actualmente, se puede observar la pequeña granja rodeada del enorme complejo.

Aunque todo sucedió en 2006, la imagen y la historia de la abuelita que no vendió su casa para construir un centro comercial, se viralizó recientemente en redes sociales.

Abuelita de 84 años obligó a un centro comercial a construir alrededor de su casa después de rechazar una oferta de un millón de dólares

Foto: Fox Business

Fue así como la mujer identificada como Edith Macefield se convirtió en una heroína de Seattle. Y es que rechazó una oferta millonaria por su pequeña propiedad.

La casa fue adquirida por 70 mil pesos en 1953. La abuelita vivió ahí junto su madre Alice que trabaja como gerente de una tienda, contó el Seattle Times.

Gradualmente, la inmobiliaria fue adquiriendo propiedades en la zona. Sin embargo, solo faltaba una, la vivienda de Edith por quien se ofreció 15 millones de pesos.

Abuelita de 84 años obligó a un centro comercial a construir alrededor de su casa después de rechazar una oferta de un millón de dólares

Foto: Fox Business

Ante la resistencia, hubo una segunda oferta por la propiedad de 108 años de antigüedad. Pero ni los 20 millones lograron que la abuelita aceptara.

Fue así como la anciana obligó a la inmobiliaria a construir a su alrededor. Ella no tenía intenciones de vender, quería pasar el resto de sus días en el hogar que compartió con su madre.

Finalmente, el gerente de la construcción no insistió más. De hecho, logró una relación amistosa con la abuelita a quien visitaba con frecuencia, compartiendo alimentos e incluso llevándola al médico.

***

Continúa con la conversación masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO