Inician reconstrucción tras 19S… solo en Santa Fe

La reconstrucción de la CDMX ha demorado más de lo que se esperaba. A casi un año, las labores de fortalecimiento, derrumbe y reconstrucción están frenadas, pero se han iniciado y concentrado en un talud de Santa Fe en la zona residencial Vista del Campo.

Este sitio no fue, en realidad, dañado por el sismo del 19S o por el que ocurrió una semana antes, que afectó principalmente Oaxaca y Chiapas. El talud, que estaba por sufrir un deslave, tenía problemas identificados desde hace tres años, pero están siendo saneados con el presupuesto de reconstrucción del sismo.

Foto: La Capital

Se trata de un complejo de lujo integrado por cinco torres. Este conjunto es, en realidad, el primer sitio donde se está haciendo efectiva la reconstrucción, en un ramo diferente a la demolición y el estudio de suelos. Esto, a casi un año de ocurrido el sismo, en una construcción que no fue dañada en el evento.

De los 39 contratos otorgados por el gobierno capitalino para los trabajos en zonas dañadas, 37 han sido para demoliciones de inmuebles dañados. Los dos que son para estos, están en esta zona y en la carretera Xochimilco-Tulyehualco, una de las zonas más afectadas.

Sin embargo, los trabajos se iniciaron en Santa Fe, que no requiere de intervención urgente, como sí lo requiere el Multifamiliar Tlalpan (uno de los casos más icónicos), la zona limítrofe de Xochimilco o la periferia y el centro-oriente de Iztapalapa.

Mientras que esta operación pasó con prontitud, los dictámenes en Multifamiliar Tlalpan, y otros edificios con seguridad estructural comprometida, han tardado más de un año, con lo que resulta complejo proceder a la demolición o al mejoramiento del edificio.

En el caso del Multifamiliar, solo uno de sus edificios ha iniciado obras, pero sigue siendo una gran incertidumbre qué sucederá con el complejo, que no ha sido abandonado por la organización de los vecinos.

Tanto el presupuesto como el ejercicio para la reconstrucción de la CDMX se ha visto opacado por la mala administración del mismo. Los problemas comenzaron con la captación del presupuesto por tres diputados, lo que redujo su operatividad, así como la nula ocupación de los mismos.

Hasta el momento, se sabe de solo 286 millones de pesos ejercidos de más de 8 mil aprobados, de los cuales han sido ocupados en estudios de suelo, elaboración de dictámenes y remoción de escombros. Falta solo un mes para que se cumpla un año de lo ocurrido, pero la reconstrucción parece que seguirá esperando.

Con información de Reforma