Huella de carbono digital: internet también contamina

Los mails, tus post en redes sociales; todo ello contribuye al cambio climático
Huella de carbono digital: el internet también contamina. Imagen: Especial

El cambio climático no sólo se trata de aumento del mar, fenómenos naturales extremos o pérdida de bosques, también trata de cómo el internet, tus correos, tuits y toda interacción digital contamina y genera impacto ambiental.

En 2018, un estudio reveló que las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s) consumieron entre el 6 y el 10% de la energía eléctrica generada en el mundo.

Y eso no es todo, representan el 2% de las emisiones de gases contaminantes (CO2) que contribuyen al efecto invernadero.

De los 44 millones de servidores que hay en internet representan el 2% de todo el CO2 del planeta.

Los dispositivos electrónicos que usamos contribuyen al aumento de nuestra huella de carbono digital, pues éstos usan combustibles fósiles.

¿Qué son los combustibles fósiles?

Los combustibles fósiles se consideran una fuente de energía no renovable debido a la dificultad de regeneración.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es la medida del impacto que provocan las actividades del ser humano en el medio ambiente y se determina según la cantidad de emisiones producidas, medidos en unidades de dióxido de carbono equivalente.

¿En verdad el internet afecta el medio ambiente?

Bueno, para que te des una idea, el estudio que presentó Science Direct, estima que la huella de carbono de que genera la web podría incluso llegar a igualar la que es generada por el transporte mundial, el de mercancías y el que producen las personas en conjunto.

El estudio también reveló que el consumo de energía aumentó un 600% y que, el envío de correos electrónicos es la principal fuente que genera contaminación.

Así es, enviar o recibir miles de correos del trabajo o de sitios a los que te has suscrito para evitar el papel, también contamina y genera emisiones.

Sólo para ejemplificarlo, un usuario que normalmente hace cerca de 949 búsquedas en la red, está emitiendo aproximadamente 9.9 kilos de CO2.

Otro ejemplo es, con tan sólo hacer dos búsquedas en tu navegador favorito, estás generando la misma cantidad de dióxido de carbono que una tetera que hierve agua. ¿Quién lo diría, cierto?

Pese a ello, empresas digitales como Google y Yahoo, han optado por usar energías limpias como una forma de compensar su huella de carbono con el planeta.

En el caso de Yahoo, éste ha implementado el uso de energías renovables y por ello en sus oficinas en Lockpot, Nueva York, usa energía eólica como fuente de enfriamiento.

Por otro lado, Google tiene una planta de energía solar en Alemania.

A pesar de eso, una de las redes sociales más usadas, como lo es Facebook, generó 979,000 toneladas métricas de dióxido de carbono.

Facebook, entre las redes sociales que más contamina. Imagen: Statista

¿Cómo puedes reducir tu huella de carbono digital?

Tal vez pienses que no es nada fácil alejarte de tu celular por un momento ni dejar de enviar o recibir mails o dejar de usar Facebook o cualquier otra red social, pero puedes contribuir a frenar el cambio climático de otras maneras.

  1. Reduce el tamaño de todos los documentos que envías por correo electrónico para disminuir el peso.
  2. Usa links en lugar de sumar archivos adjuntos y comprimir documentos largos.
  3. No distribuyas cadenas de correo.
  4. Borra correos que ya no sirvan regularmente y vacía la papelera.
  5. Cancela tu suscripción a Newsletters que no leas.
  6. Escribe directamente la dirección del sitio que quieres visitar en tu browser en lugar de usar motores de búsqueda.
  7. Reduce el número de páginas que ves utilizando palabras clave.
  8. Ponle etiqueta de “favoritos” a los sitios que visitas regularmente.
  9. Utiliza con regularidad la función de optimizar uso de energía de tu smartphones y cierra las aplicaciones que no estés utilizando.

Con información de: GQ, ScienceDirect.