Las ‘misteriosas’ señales de radio detectadas desde una galaxia lejana

Investigadores del SETI, un programa dedicado a la búsqueda de vida inteligente de la Universidad de California en Berkeley, descubrieron 72 nuevas señales de radio provenientes de una galaxia lejana.

Animación de 93 señales obtenidas por FRB 111202. Imagen: SETI

El FRB 111202, la fuente de las señales de radio recibidas, se ubicó en el núcleo de una pequeña galaxia a 3 mil millones de años luz de la Tierra. Desde 2002, el proyecto Breakthrough Listen ha detectado más de 300 señales y ahora captaron otras 72.

De acuerdo con Science Alert, los FRB (Fast Radio Bursts o señales rápidas de radio) son uno de los fenómenos más misteriosos del cosmos. Las señales son “extremadamente poderosas” y generan tanta energía como cientos de millones de soles, a pesar de que la mayoría ocurren una sola vez y sin advertencia, por lo que son imposibles de predecir.

“Este trabajo es solo el principio en el uso de estos poderosos métodos para captar señales de radio. Esperamos que nuestro éxito inspire otros esfuerzos para aplicar técnicas de machine learning a la astronomía radial“.

Sin embargo, el FRB 111202 es diferente: desde su descubrimiento en 2012, se han captado varias señales provenientes de esa fuente. Es la única captada por SETI que presenta ese comportamiento y, por esa razón, puede obtenerse información de ella. Las señales del FRB 111202 no tienen un patrón definido, lo que puede ayudar a los astrónomos a descubrir qué es lo que las genera. (Vía: Science Alert)

Tierraplanista se lanzó en cohete casero en California

La señales recibidas duran unos cuantos milisegundos y podrían proceder de estrellas de neutrones altamente magnetizadas y bombardeadas por corrientes de gas desde agujeros negros supermasivos. Eso o provienen de civilizaciones alienígenas avanzadas. (Vía: ABC)

La inteligencia artificial tuvo un papel crucial en la captación de las señales de FRB 111202, que no habían podido obtenerse con métodos tradicionales. Andrew Siemion, director del Centro de Investigación SETI de Berkeley, señaló en un comunicado que “tanto si las señales provienen de civilizaciones alienígenas o no, escucharlas a través de nuevas tecnologías amplía nuestros conocimientos sobre el universo que nos rodea”.

Por: Redacción PA.