Tierraplanista se lanzó en cohete casero en California

Bien aventado el vato.

Mike Hughes es, acaso, el tierraplanista más aventado de este redondo planeta: para ‘confirmar que la Tierra es plana’, el chofer de 61 años se subió a un cohete que construyó en su garaje y se lanzó a 500 metros de altura.

¿Comprobó que la ciencia miente y somos parte de una conspiración? No, pero sí salió del cohete en camilla apoyado por paramédicos. De momento no comprobó que la Tierra sea plana pero sí que comprobó su dureza.

Hughes había amenazado desde el año pasado con lanzarse al cielo desde un cohete hecho en casa para, según él, comprobar de una vez por todas que la Tierra es plana.

Según declaró a medios, luego de que muchos le dijeran que ni construyó el cohete y le dio ‘cuz-cuz’, se vio envalentonado a por fin lanzar su creación desde el desierto de Mojave; eso sí, luego de conseguir una infinidad de permisos.

¿Qué consiguió con este lanzamiento? Realmente, nada. Hubiera sido más económico que se subiera a un avión y no habría salido en camilla. El chistorete le salió en casi 400 mil pesos mexicanos; y hasta dañó su cohete durante el aterrizaje en paracaídas.

No comprobó que la Tierra es un frisbi pero sí comprobó que los tierraplanistas son acaso los ignorantes más encantadores de este siglo; a diferencia de los antivacunas, cuyas ideas rozan la criminalidad, los tierraplanistas solo se dañan a sí mismos. (Vía: Telegraph)

Mejor se hubiera subido a un avión.

La gran mayoría de ellos son víctimas de la falacia del francotirador, que ocurre cuando se modifican los datos hasta que digan lo que quieras; igualmente caen en delirios producto del sesgo de confirmación, donde ignoran todos los datos que los contradicen y solo pelan los que les convienen; pero sobre todo, suelen sufrir del efecto Dunning-Kruger, que ocurre cuando gente ignorante sobrestima sus capacidades y se cree superior al resto, como tu jefe.

Solo así se explica este afán por ser poseedores de ‘la verdad ignorada’ o ser los únicos que reconocen  los tentáculos de ‘la conspiración’. Y es que en medio de sus locuras, son capaces de ponérsele al tiro a los científicos de  formas irrisorias.

Como cuando el rapero B.o.B. quiso hacer coperacha para un satélite que desengañara al mundo y varios astronautas le respondieron que ellos ya habían ido al espacio; y luego se fue las patadas con Neil deGrasse Tyson. (Vía: Nobbot)

O cuando el youtuber Oliver Ibáñez, quien afirma que hay ‘una conspiración de mujeres trans illuminati como Taylor Swift o Michelle Obama’, le respondió un tuit al astronauta español Pedro Duque con amplias sandeces.

Por lo pronto, Mike Hughes no pudo comprobar nada en su vuelo. Lo dicho: de momento, ignora que la Tierra es redonda, pero ahora sabe cuán dura es.

Pero, miren, como el mismo Oliver Ibáñez le respondió a alguien en Twitter, la verdad no está hecha para todo el mundo. Amén.