FFyL acepta acompañar búsqueda de Vanessa… Aunque lo hace mal y a medias

El día de ayer, como te informábamos, se realizó una protesta en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM para exigir que las autoridades dieran seguimiento y acompañaran el caso de la desaparición de Vanessa Díaz, alumna de Letras Hispánicas desaparecida desde el pasado 27 de abril.

La semana pasada, los familiares de Vanessa además de tratar de encontrar cualquier pista que diera con su paradero, buscaron ayuda o (por lo menos) asesoría de la UNAM. Como le explicó a Plumas Atómicas Gabriela, hermana mayor de Vanessa, de su facultad, las enviaron a Derecho donde no les dieron más que largas y acuses de recibido.

Este lunes 7, una concentración en la FFyL reunió por lo menos a una treintena de personas que recolectaron cientos de firmas para exigir a la dirección de la facultad, a cargo de Jorge Enrique Linares Salgado, que se le garantizara a los familiares de Vanessa el acompañamiento y asesoría jurídica que son su derecho por formar parte de la comunidad universitaria.

Comunicado de los colectivas feministas a dirección de FFyL
Comunicado de las colectivas feministas a dirección de FFyL

Un grupo, en representación de la protesta, entregó en mano a Linares (y luego de leerlo en voz alta) el comunicado en el que oficialmente se le exigía a la facultad que representa dar seguimiento al caso y posicionarse pública y mediáticamente.

El director prometió que se publicaría un comunicado a más tardar a las 19:30 y que éste sería enviado al periódico La Jornada para que pudieran publicarlo en el apartado del “Correo Ilustrado”. Sin embargo, el comunicado salió hasta las 21:30 y no apareció en ningún medio.

Comunicado de la FFyL sobre desaparición de Vanessa Díaz
Comunicado de la FFyL sobre desaparición de Vanessa Díaz

La reacción tardía y lo parco del comunicado oficial de la oficina de Linares ya ha levantado enojo en la comunidad estudiantil. Señalan que, mientras se convoca a sesiones extraordinarias del Consejo Técnico cuando se organiza un paro estudiantil y se publican comunicados en varios medios nacionales firmados por el director, en este caso no hay ni una cosa ni otra.

En el comunicado, la dirección se desmarca de la investigación y del seguimiento que la misma oficina pueda hacer al mencionar que ‘la comunidad de la Facultad demanda la aparición inmediata’, en lugar de que sea la Facultad completa la que lo haga, dirección incluida.

Ante la respuesta, por lo menos, tibia de las autoridades de la facultad, las colectivas feministas seguirán recolectando firmas para exigir una respuesta más acorde a lo que les exige (que no es más que su obligación por la legislación universitaria).

Por: Redacción PA.