La obsesión de Trump con una mentira tonta

De acuerdo a reportes, Trump ha mentido 12 mil veces desde que es presidente, pero nunca se había obsesionado tanto con una sola (y una tan pequeñita)
Trump y su obsesión con su mentira sobre Alabama y Dorian

Trump lleva una semana obsesionado con una mentira que él mismo dijo en Twitter. No para de tuitear, alterar informes oficiales y cavar más profundo un hoyo de su propia creación. ¿Por qué es tan fascinante verlo hacer eso?

El huracán Dorian, ya degradado a tormenta tropical, se paseó toda la semana por la costa oeste de los Estados Unidos. Hasta el momento, ha dejado daños millonarios y varios muertos desde Florida hasta Carolina del Norte.

El presidente canceló su viaje a Polonia, por los 80 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial, supuestamente para administrar de cerca la crisis que podría provocar el huracán que arrasó las Bahamas.

Lo que sí hizo, en vez de atender la crisis que, afortunadamente, no llegó, fue jugar golf dos días seguidos y tuitear un par de tonterías. En una, publicó información que ya estaba desactualizada cuando la escribió: Dorian podría golpear Alabama.

Cuando un presidente emite una alerta estatal en una red tan pública como Twitter, lo menos que puede hacerse es tomarlo en serio. Por eso mismo, la dependencia local de la Administración Atmosférica y Oceánica (NOAA, por sus siglas en inglés) en el estado publicó que era falso que Dorian fuera a impactar Alabama sin mencionar directamente al presidente. (Vía: Washington Post)

Los medios nacionales, obviamente, se fueron sobre la contradicción, lo que generó una oleada de tuits, comentarios y hasta conferencias de prensa que no hacen más que evidenciar el ridículo de toda la situación.

Hasta el medio día del viernes 6, lo más patético de todo había sido una breve conferencia en la que el presidente presentó una gráfica alterada con plumón indeleble en la que se “demostraba” que tenía razón. (Vía: Vanity Fair)

Desde la pifia del domingo, el presidente ha escrito en seis ocasiones sobre su mentira, y, contrario a otras, aquí no queda claro por qué la necedad: sin un interés electoral o geopolítico vinculado a su mentira, nadie entiende por qué ha neceado tanto. (Vía: The Atlantic)

Esta tarde, la oficina nacional de NOAA incluso publicó un comunicado en el que desmiente su propia dependencia local para que cuadre con el presidente. (Vía: The Hill)

Si está tan obsesionado con mentiras tan tontas y tan gratuitas, ¿qué va a ocurrir cuando inicie, oficialmente, la campaña presidencial y le echen en cara cada una de las 12 mil mentiras que ha dicho en estos 3 años?