Papel de baño es cada vez menos sustentable: expertos

La producción de 'papel de lujo' ha contribuido a la deforestación excesiva de bosques
Papel higiénico es cada vez sustentable. Imagen: Especial

De acuerdo con un estudio hecho por Ethical Consumer y publicado por The Guardian, el papel higiénico es cada vez menos sustentable.

El papel de baño, que figura también como uno de los productos desechables de más rápido consumo, está convirtiéndose en un problema.

Ethical Consumer refiere en su análisis que, las principales marcas que producen y venden papel higiénico utilizan menos papel reciclado desde 2011.

Además señala que cinco de nueve supermercados del Reino Unido son los únicos que ofrecen papel higiénico reciclado.

El lado preocupante de esta historia es que hay otras empresas que han optado por ofrecer papel de “mejor calidad”, lo que implica que sea papel “virgen” y contribuya a la deforestación de los bosques.

Reino Unido usa aproximadamente 1.3 millones de toneladas de papel sanitario al año y un británico supera los 127 rollos de papel por año, esto, de acuerdo con la Confederación de Industrias del Papel.

Sin embargo, el estudio enfatiza la preocupación creciente de que la industria del papel sanitario se empeñe en crear “papel de lujo” con tejidos “ultra suaves”, llegando con ello a la extracción excesiva de pulpa virgen de los árboles para lograr ese producto “extra suave”.

Alex Crumbie, investigador de Ethical Consumer refiere:

“No hay necesidad de talar bosques para hacer papel higiénico, sin embargo, esto es precisamente lo que está sucediendo. Con la atención del consumidor centrada en el plástico, algunas de las grandes marcas han disminuido e incluso han revertido el uso de papel reciclado en los rollos de papel higiénico que fabrican, comentó.

Una de las marcas más famosas de papel higiénico es reconocida en la industria por reducir el uso de pulpa de madera reciclada a lo largo de varios años.

  • 2011, menos del 30% de la fibra se reciclaba
  • 2017: dicha cifra cae al 23.5%

Greenpeace advirtió en 2017 que la mayor parte de la Gran Selva del Norte de Suecia y su biodiversidad, estaban amenazadas por la demanda creciente de madera virgen solicitada por la industria del papel.

El estudio de Ethical también señala que los consumidores deberían desconfiar de los papeles que vengan etiquetados con la certificación “Forest Stewardship Council (FSC)” que presuntamente garantiza a los consumidores que el papel viene de bosques aprovechados de manera racional, pues no siempre es así.

Certificación “FSC” presuntamente asegura que papel higiénico viene de bosques talados de manera racional. Imagen: Fredigoinclub

De ahí la importancia de comprobar lo que dicen las etiquetas y no sólo de checárlas para sentir algo de alivio “por no dañar el planeta”.

Asimismo, el investigador Alex Crumbie dice lo siguiente:

“Solo alrededor del 30% de la población mundial usa papel higiénico, por lo que sabemos que existen muchas alternativas perfectamente higiénicas al uso de productos a base de papel. Es importante que consideremos lo que estamos usando para limpiarnos la espalda, porque en este momento nuestro precioso planeta está recibiendo un buen trato”, señala.

Por otro lado, pensando en otras formas de tener una mejor higiene, habría que remitirnos a otras culturas que han dejado el papel higiénico de lado y usan inodoros electrónicos con funciones que emiten chorros de agua templada con temperatura y presión ajustables.

O simplemente, corroborar que el papel higiénico que compras no contribuya a la deforestación excesiva de bosques.

Publicidad