Los costos personales de convertirte en meme

A veces las personas que se vuelven 'meme' no son tan felices como pensamos; usar su imagen es delito y les perjudica
Convertirse en un meme puede ser una pesadilla para algunas personas. Imagen: Especial

¿Qué hay detrás de un meme? Más allá de las risas y de los shares en redes sociales, ¿qué pasa con las personas que se convierten en uno? Al parecer, ser un ‘meme’ es una pesadilla para aquellos de los que nos reímos o burlamos.

Débora es uno de esos casos. Ella tenía tan sólo 15 años cuando subió una foto a la red en la que consideró que se veía linda, pero nunca imaginó lo que vendría: acoso, burla, uso de su imagen sin su autorización y rechazo social.

“Pensé que estaba muy linda. En ese momento tenía una autoestima muy grande”, dijo Débora.

Uno de sus momentos más alegres y con más confianza en sí misma durante la adolescencia se convirtió en su peor pesadilla por varios años.

Mujer asegura que convertirse en meme fue una pesadilla. Imagen: Especial

Su tormento comenzó cuando un conocido de un amigo suyo compartió la foto que subió a Facebook y que varias páginas retomaron para compartirla como meme sin pensar lo que causarían en Débora.

Desde ese primer share ya no hubo vuelta atrás. Débora aseguró que los comentarios sobre su apariencia le lastimaron mucho, pues también se dio cuenta del racismo que la comunidad de la que se sentía parte tenía contra las personas de color.

“No tenía fuerzas para nada, lloraba y lloraba mientras me culpaba por haber compartido esa foto”, reveló.

En su escuela le hicieron bullying, incluso dijo que ese mismo día cuando salió a la tienda algunas de las personas que ya habían visto su meme se burlaron de ella y la señalaban.

Débora afirma que convertirse en meme fue devastador para ella. Imagen: Especial

El tormento duró mucho tiempo; un intento de suicidio, depresión, abandono de estudios y un derrumbe de autoestima fue tan sólo un poco de lo que atravesó Débora durante ese tiempo.

El meme de su imagen se había convertido en un ‘ejemplo de lo que es una mujer fea’.

En los memes puedes ver el racismo porque siempre ponen a las chicas blancas como lindas mientras que yo soy la fea. Podrían poner a una mujer negra como guapa pero no lo hacen. Por todo lo que he pasado y todavía estoy pasando, me doy cuenta que es fundamental luchar contra el racismo”, puntualizó la joven.

Desde 2012 ha reportado el uso de su imagen sin autorización a Facebook pero éste no ha podido darle una solución a Débora, pues ellos no pueden borrar de la web la imagen; todo lo que subes a internet se queda ahí para siempre.

Política de privacidad de Facebook. Imagen: Especial

Todo esto se tradujo en ciber acoso, ciberbullying y baja autoestima para Débora, quien luego de algunos años en los que el meme ‘perdió su gracia’ y dejó de ser compartido, recuperó su vida poco a poco.

¿Qué pasa con el ciber acoso, el cyberbullying y la autoestima de las personas?

El ciber acoso engloba:

  • Robar o compartir videos y fotografías
  • Enviar mensajes de texto o mails insultantes
  • Agredir mediante posteos o comentarios
  • Difamación de la víctima en la web o redes sociales además de su ridiculización, entre otras.

Sin mencionar que desde que acosas a alguien ya estás incurriendo en un delito, este tipo de acoso es todavía más denigrante pues debido al gran alcance de las redes sociales y a que no se tiene una regulación de contenido en toda la web, el hostigamiento, la violación de la intimidad y el bullying vulneran de manera más amplia y directa distintos aspectos de la víctima.

Acoso y ciberbullying pueden ocasionar baja autoestima o suicidio en las personas. Imagen: Especial

Puede ocasionar la baja de autoestima, pensamientos suicidas, inseguridad, reclusión, depresión y sensación de rechazo hacia las personas.

Todas ellas, consecuencias mortales o irreparables de no atenderse a tiempo.

En el caso del cyberbullying, éste es considerado por expertos como una extensión del acoso, lo que a su vez deriva de una forma de violencia.

Las personas que llegan a ser víctimas de ciber acoso y cyberbullying  podrían presentar severas consecuencias para el ajuste psicosocial, lo que resulta en cambios en su comportamiento, su relación con su entorno e incluso se puede ver reflejado en su ámbito escolar o laboral.

Así que sí, replantear cómo consumimos, compartimos y creamos memes debería ser una tarea de todos. No sólo porque es una buena práctica de cuestionamiento propio, sino porque parece que nos hemos olvidado de la sensibilidad, empatía y respeto por el otro.

¿Por qué? Porque el acoso y el bullying son mucho más peligrosos de lo que se ha dicho y quizá mucho menos divertidos de lo que nos hemos hecho creer.